Navigation – Plan du site
Livraison janvier: Varia

Las guerras nuestras y las otras. Tratamiento de los conflictos bélicos de Angola y el Sahara en las portadas de ABC Madrid (enero 1960- julio 2014)*

Deborah González Jurado

Résumés

Cet article analyse les références aux conflits de l’Angola et du Sahara Occidental sur les Unes du journal ABC Madrid, depuis la décennie précédant les décolonisations portugaise et espagnole jusqu’en 2014. Les principaux axes discursifs et l’évolution de leur traitement sont étudiés.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • * Este artículo fue elaborado durante un período de traslado temporal concedido por el Ministerio de (...)
  • 1 Sobre la traslación de la historia a la prensa en el siglo XIX y la potenciación durante esta época (...)

1El salto de la historia del soporte del libro impreso al diario periódico, con sus consecuencias de mayor divulgación, se produjo en España a mediados del siglo XIX, al tiempo que la ciencia histórica se comenzaba a enmarcar en el positivismo y el documentalismo. Fue durante la época liberal cuando cambió el perfil de los historiadores españoles, que pasaron a ser periodistas y abogados, mientras que en etapas anteriores habían sido clérigos invariablemente1. La era de la prensa en soporte papel ha debido constituir un aporte histórico a las memorias colectivas y la historia que podríamos llamar vernácula o popular, contribuyendo a la conformación de las mentalidades y la creación y re-creación de identidades y pertenencias, condicionando a la sociedad general en tanto los periódicos impresos inclinaban sus informaciones hacia las diferentes opciones políticas y económicas de cada momento.

  • 2 La construcción de la historia presenta diversas problemáticas que han ido poniéndose de relieve de (...)
  • 3 Para cuestiones sobre memoria, periodismo y convergencia digital ver: PALACIOS, Marcos, « Convergên (...)

2La brecha entre la historia científica y la historia popular, en la que tal vez haya tomado la prensa un papel decisivo, aún no ha sido suficientemente estudiada. Mientras la historiografía ha ido consiguiendo analizar y objetivar las construcciones de la historia y los nacionalismos realizadas por historiadores2, la historia de la prensa está aún lejos de llegar a aprehender qué parte de esas construcciones ha de atribuírsele. Tampoco la responsabilidad científica y social en cuanto a la construcción de la historia forma parte aún del acervo deontológico periodístico, sin embargo, a partir de la era digital, algunos investigadores han comenzado a plantearse estas relaciones entre la memoria colectiva y el sector de las industrias de la información3.

  • 4 Para los complejos avatares de la historiografía del siglo XX ver: FONTANA I LÁZARO, Josep, La hist (...)
  • 5 Nos referimos a las obras de François López, Jean-François Botrel, Jean-Michel Devois, y a las corr (...)

3El siglo XX supuso el agotamiento del modelo académico de la historia tradicional con la consolidación de la antropología como ciencia, el marxismo como nuevo marco interpretativo de la historia y el surgimiento de la sociología y la historia económica y social. Tras las guerras mundiales y el tránsito de la sociedad de masas hacia la sociedad de la información, debido a la revolución de las nuevas tecnologías informáticas, se va planteando abiertamente el rechazo al eurocentrismo en las dinámicas del postcolonialismo y la globalización, que hicieron necesaria la reconstrucción de la historia colonial y la superación de la épica de la independencia4. Pero las circunstancias políticas de España y Portugal, bajo anacrónicos regímenes fascistas hasta el último tercio del siglo pasado, tuvieron especial repercusión en la escritura de la historia y en el sector del periodismo y, por ende, en el estudio de la prensa ibérica, cubriéndose ese vacío investigador por la academia francesa5.

  • 6 TUÑÓN DE LARA, Manuel (dir.), La prensa de los siglos XIX y XX. Metodología, ideología e informació (...)
  • 7 Sobre estas cuestiones ver: ÁLVAREZ, Jesús Timoteo (et al.), Historia de los medios de comunicación (...)
  • 8 SORIA, Carlos (ed.), Prensa, paz, violencia y terrorismo: La crisis de credibilidad de los informad (...)

4Los primeros intentos metodológicos y de análisis ideológico de la prensa española con vocación histórica son tardíos en nuestro país, dándose a partir de la segunda mitad de la década de 1980, momento en el que se estabilizan las recién creadas facultades públicas de Ciencias de la Información en Madrid, Barcelona y el País Vasco6. Pero esta línea de investigación ha quedado prácticamente abandonada desde los comienzos del siglo XXI, dejándose de realizar grandes obras, congresos y exégesis, y atomizándose este tipo de producciones en una miríada de artículos diseminados. En la historia de la comunicación en España desde finales del siglo XX primó el objetivo de una puesta al día, otorgándose preferencia a las cuestiones legales y tecnológicas, los aspectos sobre financiación y agencias informativas, el neocapitalismo asimilado a las industrias de la información, las prospectivas en nuevas tecnologías, etc7. A partir también de aquel momento histórico, la crisis de credibilidad de los medios de masas y de los informadores obliga a éstos a reflexionar sobre su posicionamiento ético, a causa de las invectivas recibidas por su intromisión en actos terroristas y conflictos bélicos8.

  • 9 Para un estudio pormenorizado del proceso desde la muerte de Franco hasta los primeros años del rég (...)
  • 10 MAALOUF, Amin, Identidades asesinas, Madrid, Alianza Editorial, 2007.
  • 11 Sobre la encrucijada del tercer mundo en las teorías de la comunicación y la propaganda, el neocolo (...)
  • 12 Sobre este tema existe abundante literatura académica, de la que destacamos SALMON, Christian, Stor (...)

5No podemos ni pretendemos aquí cubrir los vacíos en cuanto a la construcción de la historia a través de la prensa que hemos expuesto. Tampoco es nuestro objetivo iniciar la historiografía de los nacionalismos en la prensa, aunque a colación de ello debemos observar varios asuntos. En primer lugar, señalar que, aunque el nacionalismo español no siempre fue conservador y monárquico, pero el recuerdo del nacional-catolicismo « a machamartillo » del régimen franquista ha podido dificultar su afianzamiento y legitimación, planteando problemas de identificación del conjunto del pueblo con él. Puede ser que una transición política quizás « demasiado moderada » tras un régimen fascista prolongado, hacia ideologías democráticas no ensayadas desde el liberalismo por la falta de continuidad, haya dado lugar a un nuevo trauma de la sociedad española, inmersa en otra etapa de olvido silencioso y en el mito de la transición9. En segundo lugar, observar que el ideario nacionalista español ha permanecido hasta la fecha en el coto de la derecha política, debido a las circunstancias que estamos comentando y a la incapacidad para su asimilación o remozamiento por las izquierdas tradicionales ni por los recientes partidos de base popular creados por oposición a la profesionalización de la política. La situación del nacionalismo español en este coto oscila, junto con su huésped, desde poses progresistas y neutrales (transitando por posturas defensivas según los momentos), hasta ser enarbolado como paladín de tesis reaccionarias al son de intereses políticos y económicos. Sus utilizaciones recurrentes y confusas desde el final del régimen franquista hasta nuestros días, lejos de sanearlo, lo han convertido en un objeto de indiferencia (y en el peor de los casos de repulsa), para buena parte de la población. Por otro lado, su banalización lo sintoniza más con eventos deportivos internacionales que con la herencia histórica o con ideales patrióticos. En tercer lugar, es posible que la solución a (o la resolución de) los nacionalismos, puestos en tela de juicio desde hace ya varias décadas como identidades asesinas10, esté en la superación de esta fase ideológica de la humanidad. De facto, las estructuras políticas nacionales, consolidadas en el siglo XIX, van quedando anquilosadas y diluidas en la actual transnacionalización absoluta de los flujos financieros del neoliberalismo. De esta economía globalizada deriva otra brecha aguda social, que hace surgir un cuarto mundo sin haberse resuelto aún los problemas del tercero11, y unas nuevas élites peligrosamente alejadas de la realidad cotidiana del resto de la población12.

  • 13 Para la contextualización del Diario ABC en la historia de la prensa en España, ver, por ejemplo: S (...)

6A lo largo de nuestro análisis veremos cómo se efectúa la utilización del nacionalismo a partir del final de los últimos regímenes fascistas europeos en torno al tema concreto de las descolonizaciones de Angola y el Sahara, pero sobre todo con mayor intencionalidad, si cabe, a partir del bipartidismo democrático de las décadas de 1980, 1990 y 2000. Nuestro vehículo para ello será ABC Madrid, uno de los periódicos españoles más antiguos en circulación, que desde su aparición como diario en 1905 se había proclamado monárquico, católico y liberal, y se asentaba sobre las bases de la empresa editora, Prensa Española, que publicaba una revista gráfica ya desde 189113.

7Efectuamos aquí un somero acercamiento a la visión de los conflictos africanos de Angola y el Sahara (productos de las descolonizaciones llevadas a cabo por Portugal y España en el último tercio del siglo XX), ideologizada y adaptada a un discurso al servicio de las conveniencias del partido político de la derecha, dependiendo de si se encontraba en el poder o en la oposición. Como hipótesis inicial partimos de la observación de una mayor atención prestada al territorio descolonizado por España (es decir, la ex–colonia propia) que al país subsahariano, independientemente de la virulencia, duración o repercusión internacional que hayan tenido los enfrentamientos en ellos acaecidos.

8Dado el cambio de período histórico que se observa durante la década en curso, para las portadas más actuales no hemos perdido de vista las últimas noticias de este año sobre cuestiones africanas y su relación con España, como la Cumbre de África celebrada a finales de junio de 2014; el interesante movimiento social de los saltos de la verja de Melilla por jóvenes del África negra; y las relaciones con el Islam del África magrebí, contando con el último enfrentamiento bélico de julio en Oriente Medio entre israelitas y palestinos. También hemos tenido en cuenta los nuevos horizontes del nacionalismo en España, con el inicio de la disolución del brazo armado de ETA y las propuestas de reforma constitucional y federalización del Estado derivadas de las peticiones de referéndum para la independencia de Cataluña. Sin embargo, si las materias de problemática interna española en diferentes etapas fueron sistemáticamente relacionadas en las portadas de ABC Madrid con los resultados de las descolonizaciones de los territorios que tratamos, en las últimas fechas han sido totalmente obviadas; cuestión que aquilataremos en las conclusiones.

I - Metodología

9Para seleccionar las fuentes hemos utilizado la búsqueda avanzada de la hemeroteca on-line de ABC14, acotando cronológicamente entre el 1 de enero de 1960 hasta el 28 de julio de 2014. Tomar el año 1960 como partida se basa en un criterio histórico, pues el comienzo de esta década se estipula generalmente como del término de las consecuencias de la postguerra mundial, el alza generalizada de la economía del Primer Mundo, la consolidación de la Guerra Fría entre la U.R.S.S. y EE.UU. y la madurez de las ideas propuestas en la Conferencia de Bandung de 1955, que insufló el impulso a los últimos movimientos descolonizadores15.

  • 16 JOLY, Martine, Introduction à l’analyse de l’image, Paris, Éditions Nathan, 1994.

10En nuestra muestra han sido solicitados sólo los ejemplares que llevasen en la portada los nombres « Angola » y « Sahara » en sendas pesquisas, para obtener los números publicados en los que los territorios que nos interesan alcanzaron preeminencia de difusión. Obteniendo en total 99 portadas, se han realizado análisis cuantitativos, cronológicos y semiológicos, y se ha contrastado el resultado con bibliografía pertinente en materia de descolonización en general, y en particular de los casos estudiados. En la interpretación semiológica que vamos a abordar seguiremos una síntesis de la corriente francesa16 para extraer las claves discursivas inferidas de dichas portadas.

11Hemos evitado expresamente la técnica de análisis de contenido, muy utilizada en este tipo de trabajo, por dos motivos. Primeramente, porque creemos que este método, al prever una ficha con categorías previas, puede condicionar el valor detallado que aportan los mismos documentos. Y también porque el período que investigamos, de más de medio siglo, no aceptaría una sola ficha de análisis puesto que las circunstancias políticas y económicas en las que está inmersa la prensa y en particular el medio elegido, han conocido distintas fases bien diferenciadas. Además, correríamos el riesgo de hacer transposiciones de conceptos e interpretaciones presentes al pasado. Así, hemos realizado un análisis exhaustivo e individualizado de cada portada, tal como si se tratase de un documento histórico único.

II - El colonialismo ibérico del siglo XX

  • 17 Para la profundización en las bases del nacionalismo católico portugués y el rol de la extrema dere (...)
  • 18 LEMUS, Encarnación, « Con la vista en Portugal y mirando a España: EE.UU. y el cambio político peni (...)

12España y Portugal, anacrónicos reductos de los totalitarismos europeos del período de Entreguerras, con dos regímenes dictatoriales en activo hasta mediados de los años setenta (Franco en España y Salazar primero y después Caetano en Portugal17), procedieron a la descolonización de sus últimas colonias africanas sin transiciones ni previsión cuando estos regímenes cayeron. Estas descolonizaciones se realizaron en una etapa avanzada de la Guerra Fría entre EE.UU. y la U.R.S.S., circunstancia que ponía a los estados ibéricos en el brete de elección de su alineación geopolítica en uno u otro bloques en un momento económico desfavorable, pues la crisis del Petróleo de 1973 había frenado el crecimiento económico de los años sesenta. A esto se añadía el esfuerzo y la delicada tarea que suponía democratizar las administraciones, los cuadros políticos, el ejército y la población en los países ibéricos18.

  • 19 CUETO RODRÍGUEZ, Adolfo, El mundo frente a Portugal y Portugal contra el mundo. El expediente colon (...)

13Al principio de la década de 1960, ya era evidente y asumido por la mayoría de los gobiernos europeos y sus opiniones públicas que el proceso emancipador era irresistible, pero Portugal se resistió y lo jugó todo apostando por la perpetuación del dominio en sus territorios, para lo que ya había reformado la Constitución política de la República en 1951 con el « artificio legal » de la provincialización de sus colonias. Al ingresar en la ONU en 1955 comenzó a recibir presiones y crítica internacional por su inmovilismo. En el transcurso del año 1960, dieciséis países del África Subsahariana alcanzaron la independencia del dominio de Francia, Gran Bretaña y Bélgica. El surgimiento de los nuevos estados negros dio origen también a diferentes fricciones. Portugal intentó por todos los medios defender la especificidad única de su modelo colonial y se trató por todos los medios de demostrar que en el caso del Imperio Portugués, el problema de la descolonización no derivaba de una auténtica lucha de los naturales, sino de la acción desencadenada por la U.R.S.S. para apoderarse de aquellos territorios como resultado de la lucha Este/Oeste. Finalmente, y a pesar del aislamiento internacional de Portugal, el régimen salazarista respondió con la contienda bélica, ya que en sus principios dogmáticos ligaba el Imperio a la identidad nacional, y situaba este valor como un componente crucial de la doctrina del Estado Novo. Se temía que la pérdida del patrimonio colonial condenase al propio Régimen19.

  • 20 LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y (...)

14En los años setenta, la revolución de los claveles y el auge del comunismo en Portugal hacían temer a los EE.UU. una desestabilización ideológica de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), por la influencia soviética a través del país lusitano. Por otro lado, España, que no formaba parte aún de dicha corporación, se encontraba marginada políticamente en las relaciones con el resto de los países europeos, que se negaban a colaborar con el régimen del general Franco. Otros conflictos en torno al Mediterráneo en Grecia, Turquía y Yugoslavia, hacían temer un giro político de parte de Europa hacia la U.R.S.S. En 1975 se cumplían los contratos españoles sobres las bases militares de EE.UU., y los norteamericanos estaban interesados en su renovación. Los Estados Unidos no intervinieron directamente en España, sino que se limitaron a supervisar la evolución de los acontecimientos y apoyar al príncipe Juan Carlos de Borbón. Igualmente, estaban apoyando a la monarquía alauita en Marruecos. Hassan II pretendía también estabilizar su corona, pero se encontraba con dificultades con Argelia, independizada de Francia a principios de la década de 1960. Francia a su vez, aspiraba a erigirse en única intermediaria de las relaciones internacionales entre el Magreb y EE.UU., y no pronosticaba positivamente una transición democrática después de que Franco hubiese fenecido. Al mismo tiempo, desde el boom económico español de los años sesenta, los franceses habían quintuplicado sus intereses e intercambios industriales en España20.

  • 21 Para una visión más completa de los sucesos en el Sahara Occidental desde los años 1990, así como d (...)

15Las consecuencias de estas descolonizaciones se han prolongado durante varias décadas, y especialmente en el caso del Sahara las soluciones están lejos de alcanzarse, ya que el conflicto en este territorio comienza a considerarse una de las « guerras olvidadas » por los medios de comunicación y la política internacional. Mientras, los intentos del MINRUSO (la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental), desde su creación en 1991 por resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, siguen teniendo resultados negativos. De hecho se ha prorrogado el statu quo bien por dificultades en los censos de población, bien por presiones y estrategias políticas marroquíes, como el Estatuto Avanzado de 2010, rechazado por los saharauis21.

III - Pautas principales de nuestro análisis y observaciones previas

16En un primer acercamiento cuantitativo a nuestras fuentes observamos la acusada diferencia numérica entre las menciones en portada para « Angola », 17 en total (aunque descartaremos varias que no se relacionan con el conflicto bélico); y 82 para « Sahara ».

  • 22 De hecho, ABC ya había publicado portadas a color con mucha anterioridad, por ejemplo el 28 de dici (...)
  • 23 En 2005, en la tesitura del difícil acercamiento a los jóvenes y la competencia con otros medios, a (...)

17Según su formato de publicación, ABC es el único periódico del repertorio español de prensa escrita que ha mantenido un tamaño revista (y grapas) hasta nuestros días, característica que pueda tener que ver en las observaciones que hacemos a continuación. En cuanto al color, ABC fue uno de los periódicos que más tardíamente lo adoptó a finales del siglo XX, lanzando algunas tiradas en cuatricromía a partir del día 30 de diciembre de 1992, pero alternando aún números en blanco y negro hasta octubre de 1993. Es curiosa esta tardía adopción del color por ABC, y probablemente fuese debida a una voluntad de mantener una apariencia de seriedad para el diario, más que por impedimentos técnicos22. A partir de 1993 el predominio de las portadas a color se torna casi en absoluto, y en ambas selecciones, la de Angola y la del Sahara, este paso coincide con las portadas de 199423.

  • 24 Sobre cómo el mensaje y su contextualización en la estructura de la información en los medios perio (...)

18Tanto el diario como su estética, estructura y contenidos han experimentado a lo largo de su existencia evoluciones formales y discursivas. A lo largo de los años escogidos se producen varios cambios estilísticos en el diseño de las portadas de ABC y en la utilización progresiva de un lenguaje más neutral, a medida que se asienta la democracia. Esta inclinación quedará contrarrestada a principios del siglo XXI por un cambio al diseño tabloide (o berlinés), que permite jugar con asociaciones de ideas24. Dicho diseño tabloide sólo durará unos años y las portadas volverán a marcar una línea clara de mensaje único expresado mediante una imagen y un titular principal.

19Durante el período de nuestra selección encontramos seis tipos de diseño de presentación de las portadas.

201) Durante los años sesenta las portadas contienen una sola fotografía ocupando la totalidad de la plana sin márgenes, que puede aparecer encuadrada por una banda lateral o dos bandas arriba y abajo, aprovechándose estos espacios para el titular y el texto acompañante.

212) A finales de la década de 1970 van apareciendo algunas modificaciones, como varias noticias encuadradas en recuadros. También se dan composiciones de conjuntos fotográficos, o tal vez dos noticias diferentes ordenadas verticalmente, cada una con su titular. En todo este período el logotipo es de letras de caja blanca sombreadas en negro o viceversa.

223) Con la aparición del color en 1992 no se altera la anterior formulación estilística y los márgenes para el texto se convierten en lo habitual, tiñéndose casi invariablemente de un color de fondo beige claro. Este color beige se abandona a partir de abril de 1999 y se ofrece un fondo azul destacando el titular principal.

234) Desde julio de 1999, encontramos la cuarta modificación de estilo, que pasa a presentar el logotipo en letras blancas sobre una mancha compacta rectangular de color azul índigo. Esta modificación será de breve pervivencia.

245) A finales de septiembre de 2002 se recurre a un quinto cambio de maquetación, en el que las portadas pasan al diseño tabloide, con el logotipo en letras negras subrayadas por una banda roja ocupando toda la cabecera. El titular principal no coincide con la fotografía principal, compitiendo estas dos cabezas entre sí en el protagonismo de sus significados. Estas portadas añaden de dos a cinco pequeños titulares (y/o fotografías), a veces acompañados por sus respectivas entradillas. A estos pequeños titulares quedan circunscritas en algunas ocasiones las noticias más relevantes, dedicándoseles en el interior el editorial y varias páginas principales.

  • 25 Este es el único cambio de formato (tamaño y mancha) que ha tenido el periódico, ver: http://elpais (...)

256) A mediados de junio de 2010 se efectúa el sexto y último cambio de diseño de la portada, que vuelve a asemejarse al de los años sesenta, aunque a color. En este momento se dio simultáneamente un cambio de formato, ya que se aumentó el tamaño del papel25. Una gran fotografía superior con el tema central ocupa ahora algo más de la mitad de la página. En el extremo superior derecho se inserta el logotipo en blanco o negro sin sombreado y el titular principal se destaca claramente sobre varios pequeños titulares limitados al faldón inferior. Es una estética limpia propia de las ediciones de revistas gráficas digitales.

26Para todo el período elegido, en la información gráfica predominan los retratos cercanos en solitario o a dos figuras para los personajes políticos y las personalidades de la sociedad, la cultura o el deporte. Los más utilizados son los planos medios o a tres cuartos, aunque también se usan los primeros planos y, en menor proporción, los planos de detalle del rostro. Son escasos los retratos de políticos en grupo, pero también suelen responder al plano medio. Las personas del común aparecen en planos más alejados y lo hacen más veces en imágenes colectivas, aunque en ocasiones los planos se acorten para destacar el simbolismo de un tema. Los planos muy alejados o de paisajes pueden resaltar tipos y costumbres.

27Por razones de espacio y comprensibilidad, realizaremos un análisis exhaustivo para Angola y en bloque para el Sahara, de cuyos resultados aportaremos también una tabla al final. Los días de la semana en los que aparecen los ejemplares se citarán en el texto para Angola, pero para el Sahara se indicarán en la tabla.

  • 26 Otros medios de prensa escrita adoptan las minúsculas para el tratamiento de « rey » o « reina » cu (...)
  • 27 Para mayor profundización en el tema sobre el significado de los estilos periodísticos, ver MUÑOZ T (...)

28Para terminar este epígrafe preliminar queda resaltar algunos aspectos de menor importancia, como el arcaísmo ortográfico de escribir siempre con mayúsculas las palabras « Rey » y « Monarca » y sus variaciones de femenino y plural, tanto para la Casa Real española como para otras dinastías extranjeras26; o la invariable omisión del primer apellido y el cargo político del ex–presidente Rodríguez Zapatero, usando sólo « Zapatero »27.

IV - Portadas sobre Angola

29De los 17 resultados arrojados por la búsqueda, dos de ellos tratan de torneos de baloncesto, los del sábado 01 de agosto de 1992 y jueves 24 de agosto de 2006, por tanto hemos de dejarlos fuera de nuestro objeto particular. Aún así podemos comentar que el de 1992, sobre los juegos olímpicos, introduce un abuso del gancho político en la noticia deportiva al hablar del « ridículo histórico » de la selección de España « al perder por 20 puntos ante Angola ». Ocho años después el lenguaje es más moderado, pero el pie de foto soporta connotaciones de revanchismo, titulándose « Empieza lo serio para España », refiriéndose la noticia del día sobre la derrota del equipo angoleño por el español con una diferencia de diez puntos.

30Las dos últimas portadas de la serie en las que se menciona a Angola, del sábado 18 de junio de 2011 y del domingo 26 de junio del 2011, podemos asimismo descartarlas, ya que se trata de publicidad de la compañía aérea Iberia en el faldón, anunciando el país africano como destino turístico. Restan, pues, trece muestras, de las cuales la del 23 de mayo de 1978 también puede ser eliminada porque está dedicada al Baño de sangre de la ciudad Kolwezi, Zaire, mencionando Angola por la retirada de las tropas rebeldes hacia allí.

  • 28 Esta fue la fase más sangrienta de las guerras de Angola. Por ejemplo, en 1961, estalló el Baño de (...)

31No obstante, encontramos que no podemos acogernos a un criterio rígido de descarte pues prácticamente todas las alusiones al país africano se desdibujan casi como meras evocaciones para traer a colación otros temas en los que el medio está más interesado, como iremos viendo. A partir de aquí haremos un comentario cronológico de las 12 portadas que nos han quedado. Es de resaltar que no existe ningún resultado entre 1960 y 1974, habiendo sido ése el período de la guerra con Portugal previa a la descolonización28.

  • 29 ABC Madrid, número del 6 de agosto de 1974, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Na (...)
  • 30 Creemos que el tratamiento de la guerrillera de esta portada tiene que ver con las tendencias del m (...)

32El primer resultado corresponde al martes 6 de agosto de 197429. La fotografía abarca toda la plana mostrando el plano medio de una atractiva guerrillera negra que posa mirando a la cámara y ladeando su cabeza, vestida con una camiseta blanca estrecha de manga corta que refuerza el contraste del blanco y negro. La joven sonríe en actitud relajada dejando caer su mano sobre el fusil que lleva colgado. La mezcla entre su sensualidad y el significado mórbido del arma que porta parece más propia de una revista masculina que del relato periodístico de un conflicto bélico30. Como único titular de portada leemos « LA HORA DE LA INDEPENDENCIA », y las palabras a continuación advierten que la imagen exhibida es la de una guerrillera de Guinea Bissau (otra ex–colonia portuguesa), ya utilizada tres años antes para otra portada, cuando el periódico se anticipó con ella a la noticia de independencia de aquel país. La segunda parte del texto expone: « La inquietud en Angola y Mozambique crece y no son pocos los observadores que prevén un estallido en aquellos territorios, mientras se habla de la preparación de un ejército de mercenarios (…) ».

  • 31 OLIVEIRA MARQUES DE, A. H., Histoire du Portugal et de son empire colonial, Paris, Karthala, 1998, (...)

33El miércoles 03 de septiembre de 1975 la portada de ABC Madrid nos ofrece dos fotografías, superpuestas horizontalmente, de unas multitudes de soldados portugueses « con el puño en alto » apoyados por civiles que se niegan a embarcar hacia Angola. Se trata de uno de los episodios organizados por el MFA (Movimiento de las Fuerzas Armadas de Portugal, creado en 1973) que desembocaría en la Revolución de los Claveles y la caída del Estado Novo31.

  • 32 Sobre las particularidades del nacionalismo lusófono en África, ver: CAHEN, Michel, « Anticoloniali (...)

34El jueves 01 de julio de 1976 apareció en portada una fotografía de primer plano de dos « mercenarios blancos » de los cuatro condenados en Angola a la pena de muerte, centrándose el comentario en el color de la piel de los condenados. El titular reza « EL NUREMBERG AFRICANO ». No hay ninguna explicación clara de lo que verdaderamente sucede en la ex–colonia, cuya guerra de independencia ha pasado a convertirse en una guerra civil apoyada por las superpotencias32.

  • 33 ABC Madrid, número del 5 de enero de 1984, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Nav (...)
  • 34 LETKIEWICZ, Ewa: « Silhouette – the 18th – Century Silhouette Portrait and Its Origins », in Annale (...)
  • 35 El petróleo del enclave de Cabinda fue una de las dificultades de la pacificación de Angola, ya que (...)

35El jueves 05 de enero de 1984 la portada de ABC33 anuncia « LA SOMBRA DE CUBA SOBRE ESPAÑA », componiendo la imagen un fondo negro con un gran círculo blanco en su centro donde se inscribe la silueta (al modo de las puestas de moda en la Francia del siglo XVIII34) de un hombre con gorra, gafas, puro y barba, que identificamos como la representación de Fidel Castro. El texto debajo rodea el círculo a modo de orla. En él se comenta la actividad de « agentes cubanos » en España, tolerada por el Ministerio de Exteriores. Se hace un paralelismo velado con el « socialista Mitterand », que « con gran sentido de la dignidad nacional » expulsó del país galo a un grupo de « agentes diplomáticos soviéticos ». La alusión a Angola se hace de paso y con carácter negativo, ya que se utiliza para solicitar que no se confunda a España con ella o con Etiopía, y el texto parece un recordatorio, muy posterior en el tiempo, de la intervención en Angola en 1975 del ejército cubano a favor de la MPLA, cuando se descubrió en Cabinda una gran reserva de crudo en plena crisis del petróleo35.

  • 36 Para una visión general de la construcción de la república imperial de los EE.UU., el reparto del p (...)

36En 1985 aparecieron dos portadas en las que se mencionaba a Angola, una el viernes 25 de octubre de 1985 y otra el martes 19 de noviembre. Los titulares de estas portadas fueron respectivamente « REAGAN, ANTE LA ONU EN SU XL ANIVERSARIO, DENUNCIA EL EXPANSIONISMO SOVIÉTICO » y « EN BUSCA DEL ACUERDO ». Son portadas relacionadas con la cumbre de Ginebra inaugurada el mismo 19 de noviembre, y traen a colación el conjunto de Afganistán, Etiopía, Camboya, Nicaragua y Angola, países del Tercer Mundo en conflicto. La primera nos muestra un Reagan sonriente saludando con las manos unidas y enmarcado por dos bandas negras, cual bandas de un film. La segunda es la imagen de un mural titulado La Solidaridad de las Naciones del Palacio de las Naciones, realizado por el « español » José María Sert. La autoría de la obra se indica explícitamente en el texto, resaltando así la presencia española en la diplomacia mundial mediante valores artísticos y creativos. Aparecen los nombres de Reagan y Gorbachov, y la idea de una guerra nuclear en su versión de guerra del espacio36.

37Hasta casi tres años después, martes 9 de agosto de 1988, no aparecerá nuevamente Angola citada en la portada de ABC Madrid37. Este día el diario se titulará « LA PAZ SE POSA EN LOS PUNTOS CALIENTES DEL MUNDO », y presenta una abrupta contradicción de significados entre el texto bajo el titular y la imagen gráfica que lo acompaña. Mientras el texto se refiere al alto el fuego en la guerra de Irak e Irán (Angola es mencionada nuevamente de pasada en el conjunto de países del Tercer Mundo en conflicto), la fotografía presenta un plano de detalle de la cabeza y los hombros de un niño negro ligeramente sonriente y con su vista puesta en una paloma que lleva al hombro y a la que da de comer. La paloma es la figura más próxima al espectador y verdadera protagonista simbólica de la composición.

38La siguiente portada en la que aparece Angola, del domingo 30 de abril de 198938, unos seis meses antes a la caída del muro de Berlín, bien podríamos haberla eliminado al comienzo, ya que no está realmente dedicada a Angola sino a Felipe González. La comentamos pues es clarificadora de la utilización del país africano con connotaciones negativas. El título es « FELIPE EL DE LAS MERCEDES », personaje político de quién se realiza una crítica feroz, gráfica y textual. Esta portada se divide en cuatro rectángulos a modo de viñetas, con un breve pie de foto cada una. Presentan una escena de pacientes esperando en una dependencia de hospital, el rostro de Felipe González esbozando una sonrisa, un mapa de autopistas de Europa donde se observa una evidente diferencia de densidad entre la red centroeuropea y la española; y el último rectángulo queda dividido en dos fotografías, una de Daniel Ortega y otra de Fidel Castro. El texto bajo el titular comenta las « generosas dádivas » de Felipe González a las dictaduras de Daniel Ortega, Fidel Castro, Angola o Mozambique, y « a sus amigos » Raúl Alfonsín y Carlos Andrés Pérez39. Esta mezcla de ideas y conceptos construye una culpabilización de los países con gobiernos comunistas, socialistas o socialdemócratas en vías de desarrollo de los males internos de España, y el texto concluye con prolífica adjetivación negativa que « Mientras tanto, la sanidad española se degrada hasta extremos inconcebibles, Madrid sigue estando bochornosamente aislada de Europa por autopista, los accesos a las grandes ciudades son un caos casi continuo (…) ».

  • 40 Las tres facciones separatistas principales que lucharon contra los portugueses y entre sí mismas d (...)
  • 41 Sobre objetividad periodística en cuestiones bélicas, ver: DARIO RESTREPO (Javier), HERRÁN, (María (...)

39El sábado 10 de febrero de 1990 tenemos una pequeña modificación de estilo. La fotografía en blanco y negro se acompaña a la izquierda de cinco cuadros que anuncian temas diferentes, lo cual parece proponer mayor variedad y cierta apariencia de objetividad. El cuadro que habla de Angola dice: « EL LÍDER DE UNITA CRITICA LA POLÍTICA ESPAÑOLA CON RESPECTO A ANGOLA ». Ésta es la única vez que se nombra específicamente una de las facciones implicadas en las continuas guerras de Angola desde los años 1960, pero la mención se hace sobre el partido más radical en su inclinación capitalista, la UNITA, escisión de la FLNA que recibía apoyo y financiación directamente de Sudáfrica40. Se toma, pues, la voz del líder de los rebeldes para que la noticia recaiga como una crítica sobre el gobierno español41. El tema principal está compuesto por una gran fotografía de Jorge Semprún — ministro independiente del PSOE — con el dedo índice izquierdo en actitud acusatoria. En el titular principal se lee « DURO ATAQUE DE SEMPRÚN A LA CORRUPCIÓN EN EL PSOE: "EL CASO JUAN GUERRA ES SÓLO UNA GOTA DEL CHORICEO" ».

40El siguiente número es del viernes 9 de diciembre de 2005, donde tenemos el cambio al diseño tabloide para nuestra selección de Angola. El titular principal es « Inquietud en Gobierno y PSOE por la escalada en la pugna Bono-Moratinos », y se relega a Angola al subtítulo « El ministro de Defensa desmiente al de Exteriores: "No iré a Angola a vender aviones" ». Así, la cuestión sobre Angola se sigue enfocando desde la disputa interna del Gobierno. El hecho del ministro de Defensa litigando con el de Exteriores produce efectivamente una ambigüedad de significado sobre la naturaleza de los aviones, induciendo al lector a pensar que sean aviones de guerra.

41La última portada para Angola es la del domingo 31 de agosto de 2008, habiéndose ya producido la reelección del Partido Socialista, aunque ahora por mayoría simple. El titular anuncia que « La mafia rusa negoció en España la venta de aviones de guerra a Angola », relacionándose dicha venta con los ciudadanos rusos juzgados por la operación Troika.

  • 42 Ninguna mención a Angola en sus primeras elecciones legislativas desde hacía 16 años, celebradas el (...)

42Desde entonces se abrió un nuevo silencio sobre el país africano hasta la actualidad, en 2014, salvo las excepciones ya comentadas de su mención como destino turístico en los dos faldones de publicidad de Iberia de 201142.

V - Portadas sobre el Sahara

  • 43 En los primeros años de la década de 1960, aún el régimen de Franco se mantenía en una actitud mili (...)

43Las tres primeras portadas con tema saharaui son de 10 de junio de 1961, 2 de febrero de 1963 y 18 de marzo de 1966. Vemos que se editaron con dos y tres años de diferencia entre sí y que sus contenidos encajan en la línea propagandista del régimen de Franco. La primera se titula « JURA DE BANDERA EN EL AAIUN » y se compone de dos fotografías, una del acto militar y otra de un carro de combate. La segunda habla sobre la visita a Madrid del general francés Charles Ailleret, en correspondencia a la que realizara dos años antes a París el general español Muñoz Grandes43.

  • 44 Sobre el aperturismo del régimen de Franco respecto a la prensa a partir de la Ley Fraga de 1966, v (...)

44La tercera portada de la década de 1960, la del 18 de marzo de 1966, es una estampa de nueve hombres saharauis vestidos con sus trajes típicos en actitud de reposo en una escena de composición casi pictórica, y anuncia que el Gobierno español les ha invitado a una peregrinación a La Meca vía aérea desde Palma de Mallorca. Esta última portada coincide justamente con el día con el que es nombrada la Ley Fraga de 1966 (Ley Fraga 14/1966 de 18 de marzo), y podría ser interpretada como un ejemplo simbólico de los aires de aperturismo y tolerancia religiosa y cultural del régimen44. De hecho, tanto el mensaje que transmite, como su fecha de publicación, parecen incidir en tales conceptos de aperturismo y tolerancia. Pero inmediatamente después, nos encontramos con seis años y medio de silencio sobre el Sahara en las portadas, hasta 1973. No deja de ser curioso este vacío sobre el territorio colonial de ABC precisamente en el período en que acaba de ser eliminada la censura previa de la prensa.

  • 45 Sobre la autodeterminación frustrada del pueblo saharaui y el proceso inacabado de su descolonizaci (...)

45Para la década de 1970 hemos obtenido 16 resultados. Los dos primeros, del viernes 28 de septiembre de 1973 y del jueves 22 de agosto de 1974, nos muestran sendos paisajes urbanos (probablemente ambos de El Aaiún, aunque los textos sólo lo aseguran para el primer caso). En ambos paisajes, grupos de civiles y militares pasean con indumentarias occidentales. Sus titulares « HACIA UN NUEVO ESTATUTO DEL SAHARA » y « REFERENDUM EN EL SAHARA » son refrendados por los textos que siguen, manifestando la intención de las autoridades nacionales de otorgar el derecho a la autonomía de este territorio. En el segundo se introduce, además, la frase « bajo los auspicios y garantías de la ONU »45.

  • 46 LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y (...)

46Al año 1975 pertenecen 14 portadas con concordancia directa entre sus títulos y sus imágenes. Este es el año que presenta la frecuencia más alta de apariciones sobre el Sahara para toda nuestra selección. Recordemos que Franco fallecería el 20 de noviembre, y que la política internacional estaba a la expectativa de este acontecimiento y las repercusiones que pudiera acarrear, tanto en la política y estructura de gobierno españolas, como en sus relaciones internacionales. Además era el año de renovación, o no, de los acuerdos acerca de las bases militares estadounidenses. Durante el primer trimestre de 1975 el Gobierno español aún proyectaba proceder a la autonomía del territorio y alentó la formación del Partido de Unidad Nacional Saharaui (PUNS). El Gobierno de Hassan II protestó diplomáticamente en la ONU acerca de la creación de este partido, declaró públicamente en Rabat que jamás aceptaría la independencia del Sahara y aceleró un acercamiento con Mauritania. En mayo, tras la visita al Sahara de la misión de la ONU se desencadenaron alteraciones, el presidente del PUNS huyó a Rabat y respaldó la anexión con Marruecos. La representación saharaui quedó en manos del Frente Polisario. El Gobierno español actuó dando un giro que demostró la falta de orientación y estrategia que caracterizó el proceso, presentando a la ONU la decisión de poner término a su presencia y administración en el Sahara. A lo largo del verano, tanto en New York como en Madrid se siguieron desarrollando situaciones contradictorias y se convocó una reunión Cuatripartita (España, Marruecos, Mauritania y Argelia), que Marruecos rechazó finalmente. El dictamen del Tribunal Internacional de Justicia publicado el 16 de octubre admitía que el Sahara era terra nullis y que pertenecía a la población nómada que lo habitaba; y que, aunque entre esas tribus existió algún vínculo de vasallaje con el sultán de Marruecos y con Mauritania, dichos vínculos no implicaban soberanía territorial ni co-soberanía ni inclusión territorial en una entidad jurídica. Marruecos contó con el respaldo de Kissinger, muy vinculado económicamente a los Rockefeller, que tenían empresas de fosfatos. Parece que los norteamericanos colaboraron en la organización de la Marcha Verde con la supervisión de la CIA desde una oficina de Londres. Según el embajador francés Gillet, el Gobierno español estaba desconcertado ante el anuncio de invasión del Sahara, y pensaba que en España se temía otra marcha pacífica sobre Ceuta y Melilla. Argelia, donde los españoles tenían intereses en sus recursos de gas, seguía apoyando la autodeterminación. La posibilidad del enfrentamiento bélico con Marruecos hacía sospechar a los militares españoles sobre un posible apoyo de EE.UU. a Hassan. El 2 de noviembre, el príncipe Juan Carlos de Borbón, jefe de Estado en funciones, viajó de forma imprevista a El Aiún, iniciativa elogiada unánimemente por los medios de comunicación nacionales e internacionales pero que no se mencionará en las portadas de ABC. Por el discurso de Juan Carlos ante las tropas del Sahara y su convocatoria de la Junta de Defensa Nacional, se deduce que si el futuro rey tuvo la intención de « proteger los legítimos derechos de la población saharaui », rápidamente tuvo que cambiar de opinión. Los Acuerdos de Madrid, celebrados el 24 de noviembre, transfirieron la administración del Sahara a Marruecos y Mauritania, y Hassan II ofreció todo tipo de cooperación con la España de Juan Carlos, afirmando que Marruecos no reivindicaría Ceuta y Melilla mientras Gibraltar no estuviera nuevamente bajo soberanía española46. Veremos a continuación el tratamiento de estos sucesos en las portadas de ABC Madrid.

47La primera de esta serie de 1975 (y única de mayo) del día 2 se titula « HABLA EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES », y muestra a Cortina Mauri en actitud de ofrecer explicaciones. El subtítulo se refiere a « LAS RELACIONES ESPAÑA-IRÁN SAHARA Y PORTUGAL ».

48Durante la primera quincena de junio tenemos cuatro portadas tratando ya del conflicto. En la del día 8 el tema principal en la imagen y el título es un periodista y dos soldados saharauis del ejército español liberados por el Frente Polisario sentados juntos y conversando. La segunda, del 10 de junio, se presta a un análisis más profundo por su parcialidad en la exposición de la noticia. El titular informa « LA PATRULLA MARROQUÍ CAPTURADA EN EL SAHARA », y debajo a modo casual « También se hizo prisionero a un grupo del Frente Polisario ». La parte gráfica de la noticia se presenta en cuatro partes, cada una con una línea de texto al pie. La superior izquierda capta a unos personajes con turbante hablando entre sí en actitud de normalidad, indicando el pie de foto que se trata del grupo del « capitán Abbua Chej ». La superior derecha presenta a otro grupo con las cabezas descubiertas, los « polisarios », de los cuales no se identifica a ninguno por su nombre, y llevan las manos amarradas a la espalda con una soga que les inmoviliza pasando también alrededor del cuello. Un soldado español está dando de beber a uno de ellos con una cantimplora, acción subrayada por el pie de foto. Ostensiblemente, las situaciones como prisioneros de uno y otro grupo son bien distintas. El gesto humanitario de dar de beber a los polisarios amarrados neutraliza la dureza de la cautividad a la que se somete a dicho grupo. Las fotografías inferiores son escenas de soldados españoles revisando las armas incautadas, especificando solo uno de los pies su procedencia, del « grupo de los marroquíes »47. La portada del miércoles 11 es un primerísimo plano de Kurt Waldheim, secretario general de la ONU, y anuncia su llegada a Madrid aquel mismo día. La del 14 de junio no se refiere al tema que tratamos, pero un recuadro junto al logotipo publicita un reportaje fotográfico sobre el Sahara en el interior.

49El 13 de julio, el 5 de agosto y el 10 de septiembre de aquel mismo año de 1975 se editaron tres portadas más, todas referidas al conflicto desde la óptica de la metrópoli. La primera muestra a un joven español ataviado de civil sonriente y abrazando a una mujer de mayor edad, sonriente también y con los ojos cerrados de emoción; y según informa el texto, es un soldado liberado por el Frente Polisario y la mujer es su madre. La segunda titulada « EL DOLOR DE ESPAÑA » muestra las fotos de dos funerales. La superior capta a la familia del guardia civil asesinado Casimiro Sánchez — en Madrid y por el GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), aunque estos detalles no se especifican en parte alguna en el texto conjunto que describe las dos imágenes —. La fotografía inferior capta el transporte del féretro del cabo primero paracaidista Joaquín Ibarz portado por militares españoles con las boinas y el uniforme de este cuerpo del ejército. La parte del texto que se refiere a este cortejo fúnebre sí especifica el lugar de la muerte, el Sahara; y añade, « durante un combate, en una guerra extraña ». La última portada de este bloque, del 10 de septiembre, muestra a un grupo de soldados españoles vestidos de civil, sonrientes en el interior de un avión durante su regreso a Madrid tras ser liberados.

  • 48 En cuanto a la Marcha Verde marroquí sobre el Sahara y otras dificultades como las del caso Ceuta y (...)

50Los últimos días de octubre del año de 1975 aparecieron seis portadas casi consecutivas sobre tema saharaui, del 18, 19 y 21, dedicadas a la intención de Hassan II de invadir el Sahara. La primera es una foto de archivo de Hassan a caballo con túnica y turbante blancos y porte real, rodeado por un séquito a pie. Las dos siguientes hablan de la Marcha Verde y el revuelo que ello ocasionó en la ONU, con escenas de voluntarios marroquíes que atestan las oficinas de inscripción para la Marcha. En las tres últimas portadas de octubre, del 23, 28 y 30, se inserta un recuadro junto al logotipo, informando sobre el crítico estado de salud de Franco y los temas principales hablan de la señalización de las minas de la frontera saharaui por España, otra visita a Madrid de Kurt Waldheim y las primeras imágenes del toque de queda en el Sahara48.

  • 49 Sobre mujeres activistas marroquíes y saharauis, ver: HUGUET, Montserrat, « Activismo y mujeres en (...)
  • 50 ABC Madrid, número del 14 de enero de 1976, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Na (...)

51En los últimos tres meses de 1975 tenemos otro silencio sobre el Sáhara, y a principios de 1976 se editan dos portadas, una el 14 de enero y otra el 24 de febrero. La de enero merece ser comentada por su interés en materia de género, en comparación con la primera portada de nuestras fuentes para Angola (la de la guerrillera negra aparecida en 1974). Con el título « LAS MUJERES TAMBIÉN LUCHAN EN EL SAHARA » la fotografía de la primera plana nos enseña el retrato de una hermosa guerrillera saharaui en plano medio, con la carga simbólica a la que induce esta cercanía. La joven porta un rifle de repetición y aparece con manga larga, pañuelo en la cabeza y gafas de sol, dejando a la vista sólo la mitad inferior de su rostro, de una seriedad pétrea, y la mano con la que sujeta el arma. Su expresión transmite la tragedia vivida por este pueblo, que a la vez es matizada por su belleza. El texto bajo el título expone la huida hacia el desierto de « numerosos saharauis ante la llegada de las tropas marroquíes » y la organización de los campos de refugiados del Frente Polisario, donde « mujeres y niños aprenden a leer y reciben una completa instrucción militar »49 50. La portada de febrero presenta un recuadro al lado del logotipo sobre una nueva victoria del equipo de fútbol Real Madrid que sirve de distracción a la fotografía de dos personajes políticos conversando. El titular al pie solo dice « AREILZA Y WALDHEIM HABLARON DEL SAHARA », sin ser acompañado de ningún texto explicativo. Areilza, Grande de España, fue uno de los altos cargos del ejército sublevado y de la etapa franquista reconvertidos a la democracia, pasando a ser ministro de Asuntos Exteriores durante el Gobierno constituyente de la Transición.

52En este momento, cuando el conflicto bélico del Sahara se hallaba en su máxima violencia y la población saharaui se levantaba en armas con escasos recursos contra la invasión marroquí, cesa la edición de portadas hasta bien avanzado el año siguiente 1977, cuando el 22 de septiembre (ya estando el Gobierno de España bajo legislatura de Adolfo Suárez al frente de UCD) se ofrece una panorámica de la XXXII Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el Palacio de Cristal de Nueva York. El titular « SAHARA: LAS RESPONSABILIDADES DE UNA DESCOLONIZACIÓN » se acompaña de un amplio texto que descarga dichas responsabilidades en las « graves impotencias y limitaciones » de la organización internacional y su « incapacidad (…) para asumir las responsabilidades que le correspondían para la solución del problema del Sahara, en el que España hizo lo que pudo al asumir la obligación que le correspondía ».

  • 51 Sobre los intereses de Francia y España en el Magreb, el papel de la ONU, el papel del diario franc (...)

53La descolonización del Sahara, de hecho, no fue intervenida a tiempo por la ONU o no pudo corregirse debido a las alineaciones internacionales entre uno y otro lado del Atlántico mediante la OTAN y a los intereses entremezclados en este territorio entre Francia, España, Marruecos y Mauritania, que habían establecido una serie de acuerdos secretos y campañas de comunicación mediática para disimular estos acuerdos frente a la opinión pública51.

  • 52 En el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados, Comisión de Exteriores, marzo de 1978, núme (...)
  • 53 CANALES CIUDAD, Daniel, « El relato canónico de la Transición. El uso del pasado como guía para el (...)

54De nuevo otros casi tres meses de silencio en las portadas de ABC sobre el conflicto, hasta la aparición de cinco portadas muy significativas en 1978 con dos ejes temáticos diferenciados y separados entre sí también por casi siete meses de vacío. Las dos primeras de este bloque pertenecen al 13 de enero y al 14 de marzo, aproximadamente un año antes del referéndum que aprobaría la Constitución de 1978. La primera trata de la llamada a declarar de « doce personalidades » ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, con la apostilla de que « Sin embargo, no existe ninguna norma que los obligue a esa comparecencia ante la citada Comisión (…) », lo cual evidencia la ausencia de mecanismos o voluntad para depurar cualquier responsabilidad de la Transición española. Aparecen tres filas de cuatro pequeñas fotos de primer plano indicando al pie los nombres de los retratados: « Antonio Carro Martínez », « José Solís Ruiz », « Luis Rodríguez de Viguri », « Pedro Cortina Mauri », « Carlos Arias Navarro », « Jaime de Piniés », « Eduardo Blanco Rodríguez », « José Ramón Sobredo » y « Adolfo Martín Gamero »52. Por la segunda portada, y última respecto al asunto de las responsabilidades, en la que aparecen tres de los cargos imputados a plano medio conversando, sabemos que finalmente se efectuó la comparecencia aunque las portadas ya no nos vuelven a dar ninguna noticia sobre si este trámite tuvo alguna consecuencia53.

  • 54 Para mayor profundización sobre el Acuerdo Tripartito y sus consecuencias respecto a Marruecos y Ma (...)
  • 55 Esta rotundidad en la confirmación de la autoría saharaui de los crímenes de los pesqueros puede se (...)
  • 56 Respecto al tema de los pesqueros, en el día en que se revisa este trabajo para su entrega, 28 de j (...)

55Las últimas portadas de 1978 aparecieron los días 7 de octubre, 30 de noviembre y 12 de diciembre. En la primera de ellas contemplamos dramáticas escenas de los primeros auxilios de la tripulación del « Génesis », « PESQUERO ESPAÑOL AMETRALLADO FRENTE AL SAHARA », que fue atacado desde una lancha de goma. En la segunda, en dos mitades, se muestra un mapa detallado de la costa oeste de África del Norte con la nueva distribución del Sahara entre Marruecos y Mauritania consumada en el acuerdo Tripartito, y las ciudades principales de la zona54. Su titular y subtítulos nos informan de que « OCHO MARINEROS MUERTOS EN EL AMETRALLAMIENTO A UN PESQUERO ESPAÑOL » « "Cruz del Mar", cuando se hallaba faenando frente a las costas del Sahara », que « se hundió inmediatamente tras hacer explosión », siendo recogidos « tres supervivientes » por otro barco pesquero. Éste es el primer mapa que del territorio saharaui se ofrece en una portada por ABC Madrid, ya con la nueva repartición; mientras que el diario no ofreció ninguno como explicación al conflicto. La mitad inferior, sin relación con la superior, muestra al rey Juan Carlos I condecorando al historiador Sánchez Albornoz. La última portada de este acervo muestra una foto de archivo de un campamento del Frente Polisario y un gran titular: « CONFIRMADO: LOS ASESINOS ERAN POLISARIOS », y según el texto acotado, los supervivientes del Cruz del Mar identificaron a los autores con activistas políticos del Frente Polisario residentes en España, mediante fotografías de la policía de Canarias55 56.

56Nueva interrupción de las portadas de ABC Madrid sobre el conflicto del Sahara hasta ocho meses después, cuando en agosto de 1979 aparecen cuatro casi correlativas del 17, 19, 21 y 22, tratando con mayor interés los detalles sobre la ofensiva marroquí contra los saharauis organizados en guerrilla; pero siempre con un tratamiento suavizado que no refleja la violencia de los enfrentamientos ni imágenes de ellos o sus consecuencias, y enfocando el caso desde un punto de vista más cercano al lado marroquí. En la primera de esta serie, el Sahara en la mitad inferior de la página, comparte marco con el conflicto de Guinea, situado en la parte superior. La fotografía muestra un cortejo frente al rey Hassan. Su titular, dentro de un rectángulo dice « Hassan II y el Sahara: una pleitesía armada ». Debajo un texto explica que el rey marroquí considera ya el ex-Sahara mauritano su provincia y que los notables de Tiris El Gharbia se inclinan ante él « rindiéndole pleitesía ». Continúa el texto que « El Monarca, a cambio, les entregó un arma a cada uno. Los símbolos de la guerra no estuvieron ausentes de esta ceremonia de vasallaje, que ha desencadenado ya una ofensiva general del Frente Polisario contra Marruecos en el Sahara »57. La siguiente presenta el segundo y último mapa del Magreb en lo alto de la página y la fotografía de otro cortejo marroquí, que bajo una arquería se inclina no sabemos ante qué personaje. Su titular dice « MARRUECOS: GUERRA TOTAL CONTRA EL POLISARIO », y en un amplio texto a la izquierda del mapa se explica las intenciones de Marruecos de construir una base aeronaval en Dakhla como centro de operaciones. En el texto se dan otros detalles sobre la anexión marroquí del territorio meridional del Sahara (ahora ya abandonado por Mauritania), y se anuncia que Marruecos ha proclamado « una guerra abierta y total contra el Frente Polisario ». El texto da una exégesis de la fotografía inferior, donde se explica que se trata de otra imagen del acto de vasallaje al que se dedicaba la portada anterior58. La tercera portada de este conjunto consta del llamativo titular « LOS NIÑOS Y LA GUERRILLA », mostrando una gran fotografía ocupando los dos tercios superiores de la plana, con un grupo militares de uniforme sonrientes sobre un alto estrado mirando el entrenamiento de unos niños de no más de diez años portando imitaciones de armas de fuego. Evidentemente, es ésta una imagen repulsiva a niveles éticos de cualquier género, incluyendo la moral conservadora católica que suscribe el diario. En una pancarta al pie de los militares se leen las siglas « F. S. L. N. », y el texto a la izquierda explica que se trata del Frente Sandinista de Liberación Nacional nicaragüense. El tercio inferior de la página muestra a Hassan II conferenciando, con el antetítulo « Cuando España recupere Gibraltar » y el titular « HASSAN: REIVINDICAREMOS CEUTA Y MELILLA ». Un texto bajo este titular profundiza en las intenciones de Hassan II y nos indica el lugar de las declaraciones, una rueda de prensa ofrecida en Fez unos días antes. En esta rueda de prensa, según ABC, « Hassan repitió sus conocidas tesis sobre el Polisario y tendió una mano a Argel para iniciar negociaciones sobre el Sahara. Dedicó sus palabras más duras a Libia y a la Organización de la Unidad Africana »59. Esta portada es otro testigo de la utilización de una asociación de ideas superpuestas y sin conexión objetiva entre sí por el diario conservador, con el fin de crear un efecto repulsivo en el lector, mucho tiempo antes de la adopción del diseño tabloide en los años 200060. La última, de 22 de agosto, presenta el antetítulo « Bajo el sol del desierto » y el titular « PRISIONEROS DEL POLISARIO ». Su texto explica que ciento cincuenta soldados marroquíes habían sido tomados como prisioneros por el Frente Polisario el día 11 anterior. Por ella deducimos que las aparecidas durante estos días de agosto con temas del Sahara han ocultado una contienda con triunfo de los saharauis, aunque se otorga un sentido negativo a la victoria puesto que se realza que los soldados marroquíes capturados « aparecen bajo el ardiente sol del Sahara ». La imagen presenta un grupo de marroquíes sentados formando un triángulo en perspectiva, aunque no se encuentran maniatados ni con signos de inmovilización, y algunos miran a la cámara. El tercio inferior de la página se dedica a una entrevista con el político nacionalista vasco Carlos Garaicoechea, y se adelanta también a la asociación de ideas entre el Sahara y los nacionalismos internos españoles frecuentemente explotada más adelante en las portadas de diseño tabloide61.

57Respecto a los números de ABC Madrid aparecidos durante los gobiernos democráticos, no hay ninguna aparición del Sahara en portada para los dos últimos años de la legislatura de Adolfo Suárez (1976-1981, I Legislatura) ni para los dos siguientes de Calvo-Sotelo (1981-1982, I Legislatura). Y durante el largo Gobierno de Felipe González (1982-1996, II, III, IV y V Legislaturas) sólo tenemos tres portadas; una al principio de este período socialista del 28 de enero de 1983, dedicada al tema « Hassan y Mitterrand hablan del Sahara », y dos portadas más que aparecieron aproximadamente un año y medio antes de la salida del Gobierno de González; del 31 de octubre y del 7 de noviembre de 1994. En estas últimas, ya a color, se da cuenta de una entrevista entre el presidente español y el rey Hassan, que « (…) EVITARON HABLAR SOBRE CEUTA Y MELILLA »; y de « LA "CÉLULA DE REFLEXIÓN", PRIMER PASO PARA LA ENTREGA DE CEUTA Y MELILLA ». En estas dos portadas se utiliza el Sahara en los textos bajo los titulares como gancho de comparación para sacar a colación un tema especialmente sensible al nacionalismo, el cuestionamiento de los territorios del Estado. Llama la atención la del 7 de noviembre, ya que en ella aparece un cercano plano medio de Felipe González y, como casualmente, un juego de colores en el fondo que da la impresión de que el personaje lleva una especie de capirote en la cabeza de color carne que sale directamente de su pelo62.

58A partir de noviembre de 1994 tenemos el lapsus de silencio más largo sobre la ex–colonia española, hasta octubre de 2001, nada menos que de siete años. Son llamativos este olvido y la reaparición del tema coincidiendo ya con el segundo año de la última legislatura de José María Aznar (1996-2004, VI y VII Legislaturas), cuando tenemos trece portadas en total; o sea un 15,85 % del total de las del Sahara.

  • 63 Para una profundización sobre los problemas que plantean estas ciudades fronterizas tanto en las re (...)

59De las dos portadas de 2001, una es de 30 de octubre y otra de 3 de noviembre. Las cuatro de 2002, aparecieron en meses diferentes, el 6 de marzo, 26 de abril, 31 de julio y 3 de agosto. En 2003 tenemos siete más, dos el 14 y 30 de enero, tres el 11, 12 y 14 de julio, otra el 1 de agosto, y otra el 12 de octubre. En todas estas portadas se habla de un endurecimiento de la política exterior del Gobierno español respecto a Marruecos por el Sahara y de la congelación de las relaciones diplomáticas con dicho país, cuestión que se complica cuando Mohamed VI (hijo heredero de Hassan II) reclama Ceuta y Melilla63. Desde 2001 hasta 2011, fecha en la que aparecerá la última portada sobre el Sahara, este tema se tornó repetitivo en las primeras planas de ABC Madrid, y sólo encontramos ausencias sobre él en períodos de tres a siete meses; por ejemplo durante 2004, en el cambio de gobierno de Aznar a Rodríguez Zapatero (2004-2011, VIII y IX Legislaturas).

  • 64 Sobre interpretación de la información recibida, umbrales de carga cognitiva, la realización de met (...)
  • 65 Para mayor profundización en el asunto de la participación de España en la guerra de Irak y su just (...)
  • 66 De la resonancia de la guerra de Irak como hito para los estudios de la propaganda podemos citar: M (...)

60El paso al diseño tabloide de la primera plana de ABC Madrid se produjo a finales de septiembre de 2002 y se mantuvo hasta mediados de 2010. Este formato consta de dos cabezas principales para la primera plana, la del titular y la de la fotografía central. En una primera lectura rápida, las informaciones recibidas por el lector generan una cierta confusión y una inevitable asociación de ideas instantánea64. En nuestro elenco de portadas con mención al Sahara, este paso al tabloide coincide con el número del martes 14 de enero de 2003. Por tanto, las siete últimas portadas de la última legislatura de Aznar que hemos nombrado en el párrafo superior, todas aparecidas en 2003, ya estarán editadas bajo este estilo. ¿Podríamos incluso pensar que el diario había adoptado este diseño en sus portadas con la intencionalidad precisa de reforzar y sostener, a través de los mensajes subliminales que traslucía este sistema expositivo de noticias, las agresivas políticas militares del presidente Aznar en el delicado año de la pre-campaña electoral? Efectivamente, la participación de las Fuerzas Armadas Españolas en la guerra de Irak era uno de los asuntos más controvertidos del Gobierno Aznar, máxime cuando la gran mayoría de la población se manifestó expresamente en contra de ella, así como del resto de partidos políticos en la oposición; y cuando el envío de tropas se decidió unilateralmente por el Gobierno atropellando el consenso en política exterior y de seguridad, y apartándose de la legalidad internacional y de nuestra Carta Magna65. Podríamos tener en cuenta también en nuestra interpretación la importancia que alcanzó la propaganda en este momento histórico en la inauguración del siglo XXI, habiendo quedado como parangón de manipulación de las masas en los anales de la historia de la comunicación66.

61A partir del súbito vuelco en la decisión de voto del electorado que se produjo en las elecciones anticipadas de 2004, violentamente influenciadas por los atentados de Atocha del 11 de marzo, el Gobierno de la nación pasó a recaer en el PSOE, contra todo pronóstico. A partir de este momento, las menciones al Sahara aparecen en dientes de sierra, acelerándose o ralentizándose con relación a los acontecimientos de las políticas internas y de exteriores de Rodríguez Zapatero; e incluso en relación a la recesión económica no reconocida oficialmente por este presidente hasta 2008. En resumen, en 2004 tenemos cinco portadas, dos de 26 y 28 de abril, una de 6 de junio y dos de julio los días 15 y 24. En 2005 serán siete, una para 18 de abril; tres para 6, 8 y 27 de junio; una para el 17 de octubre y dos para 6 y 7 de noviembre. A partir de entonces se redujeron las apariciones y en 2006 aparecen sólo cuatro, los días 13 y 21 de marzo, el 25 de julio y el 13 de diciembre. En 2007 sólo aparecerán dos, de 14 de marzo y 31 de octubre; en 2008 sólo una, en 28 de julio; y en 2009 tres, todas en diciembre, los días 9, 10 y 17. El año 2010 constituye una excepción que estudiaremos más adelante en profundidad, puesto que durante su transcurso aparecieron doce portadas.

62Por tanto, para el período de las legislaturas de Rodríguez Zapatero tenemos treinta y cinco portadas en total, más de un 42,68 % de todo el conjunto con mención al Sahara entre 1960 y 2014; de las cuales 22 aparecen en formato tabloide y 13 más en el sexto formato tipo revista antes descrito.

63De las 29 portadas con diseño tabloide que ha arrojado nuestra búsqueda con el término « Sahara » donde este tema no ocupa el titular principal, desde enero de 2003 hasta finales de diciembre de 2009 (incluyendo tanto las siete aparecidas durante el fin del Gobierno Aznar como las 22 del Gobierno de Rodríguez Zapatero), encontramos que en 26 ocasiones aparecen cuatro temas principales entremezclándose a veces y estableciendo asociaciones de ideas entre titulares e imágenes. Estos temas son:

64a) Países islámicos, principalmente Irak, y/o terrorismo islámico, incluyendo el 11-M. Estas asociaciones predominan durante los años 2003 y 2004, coincidiendo con la guerra de Irak y la retirada de tropas españolas del conflicto (12 portadas: 30/01/2003, 14/07/2003, 12/10/2003, 26/04/2004, 28/04/2004, 10/06/2004, 15/07/2004, 24/07/2004, 27/06/2005, 14/03/2007, 09/12/2009, 10/12/2009).

  • 67 Tal vez en la visión conservadora haya quedado el Sahara ligado al conflicto vasco por el interés d (...)

65b) País Vasco y, eventualmente, terrorismo de ETA67. Predomina esta asociación de ideas en 2005 (ocho portadas: 11/07/2003, 12/07/2003, 18/04/2005, 06/06/2005, 08/06/2005, 07/11/2005, 13/03/2006, 14/03/2007).

66c) Inmigración ilegal, acotado este tema al período 2003-2006 (tres portadas: 14/01/2003, 17/10/2005 y 21/03/2006).

67d) Relaciones España-Marruecos, también durante el período 2003-2006 (tres portadas: 11/07/2003, 01/08/2003, 25/07/2006).

68Desde 2006 hasta que ABC Madrid abandona el diseño tabloide a finales de 2009, ya no aparecen los temas c) o d), mientras que los dos primeros se mantuvieron durante todo el período. Como hemos anunciado, los temas se entremezclan reforzándose en ocasiones, y un pequeño titular sobre el Sahara puede acompañar a dos temas principales de asociación de ideas, como en los casos de las portadas de 14 de marzo de 2007 (otros conflictos con países islámicos y conflictos en el País Vasco) y de 11 de julio de 2003 (conflictos en el País Vasco y relaciones España-Marruecos). No obstante, las interrelaciones creadas en los juegos de mensajes de las portadas son aún más complejas, ya que otros pequeños destacados repiten los patrones descritos y multiplican exponencialmente las variables, pero en esta exposición nos hemos circunscrito a los titulares y las fotografías principales.

69De estas 29 portadas en diseño tabloide, encontramos que sólo cuatro dedican el titular principal al caso del Sahara, la del 1 de agosto de 2003 « El apoyo de la ONU a un Sahara autónomo envenena las relaciones España-Marruecos »; la del 28 de abril de 2004 « España favorecerá las pretensiones marroquíes sobre el Sahara »; la del 13 de diciembre de 2006 « Zapatero vuelve de Argelia abroncado por el Sahara y eludiendo a la prensa »; y la del 17 de diciembre de 2009 « Haidar es ingresada en un hospital tras 31 días de huelga de hambre »; con el antetítulo « LA ACTIVISTA SUFRIÓ ESTA MADRUGADA FUERTES VÓMITOS ». Solo otras dos portadas dedican la fotografía principal al Sahara, una del 7 de noviembre de 2005, con un plano aéreo de una gran plaza semivacía, titulada « Escaso fervor marroquí en el Sahara » y anunciando un acto de conmemoración del 30 aniversario de la Marcha Verde en El Aiún; la otra es del 21 de marzo de 2006 y presenta una muchedumbre con banderas de Marruecos saludando al rey Mohamed VI, con el pie de foto « Mohamed se baja al Sahara ». Por último, otra portada más dedica sólo el texto de la fotografía principal, la del 14 de marzo de 2007, puesto que la imagen es una escena del presidente de Argelia y los reyes de España caminando cordialmente sobre una alfombra roja, con el título « El Rey pide una solución "urgente" para el Sahara que incluya la libre determinación ».

70De este bloque tabloide destacamos el tratamiento del caso Haidar68, del que el único titular principal de portada, del 17 de diciembre (transcrito en el párrafo anterior), se da el día en el que se soluciona el asunto. Sin embargo, la activista había entrado en huelga de hambre más de un mes antes, habiendo aparecido la noticia en la portada de ABC Madrid solamente en dos ocasiones anteriores, y en ninguna de las tres portadas apareció la imagen de la activista. De este conjunto sobre Aminatou Haidar, la primera mención había sido el 9 de diciembre de 2009, bajo el gran titular « Al Qaida reivindica el secuestro y se cumple el peor presagio del Gobierno », dedicado a otro tema islámico. El caso aparece en un pequeño texto casi críptico en mitad de una columna a la derecha, « IU y ERC dejan solo a Zapatero y no votarán la propuesta para que Haidar vuelva a comer », el subtítulo sigue « Exigen ahora que el Gobierno incluya en el texto el derecho a la autodeterminación del Sahara ». La ausencia de presentación de la protagonista, mentada sólo como « Haidar », y la utilización de varias siglas — IU (Izquierda Unida) y ERC (Esquerra Republicana de Catalunya) —, arrojan un sentido confuso sobre la información. En realidad, el mensaje es transmitido haciendo hincapié en la escisión de opiniones de otros grupos políticos de izquierdas respecto al partido en el Gobierno. Como fotografía principal aparece Obama retratado con un gran espacio azul de fondo con la palabra « KING » en grandes letras blancas que ocupan el espacio superior de la fotografía69. La segunda mención a Aminatou Haidar en portada se dio el día siguiente, 10 de diciembre de 2009. Este número se abría con un gran titular ligado a un asunto de género controvertido, « Practicar abortos será enseñanza obligatoria en Medicina y Enfermería ». Una entradilla comenta que « El PSOE negocia con ERC que haya una "lista negra" con los médicos objetores de conciencia – La nueva norma quiere imponer también la educación sexual en los colegios desde los seis años ». Debajo una gran fotografía de tres personas abrazándose, con el titular « Los captores de los cooperantes, bajo el sello de Al Andalus » y la entradilla « Aseguran en un comunicado que los mantienen "en buen estado" pero "con la ley islámica" ». Por fin, en la parte inferior del faldón a la derecha en un pequeño titular se lee « Los artistas de la "zeja" solicitan la mediación del Rey en el caso Haidar ». Resulta significativa la asociación de este caso de activismo femenino saharaui con el tema ético del aborto, uno de los más controvertidos para el ideario ideológico de tendencias conservadoras70. La tercera mención a la activista en la portada de ABC Madrid toma lugar, pues, en el titular principal de 17 de diciembre de 2009 que ya hemos comentado arriba, y será esta la última portada con el término « Sahara » que adopta el diseño tabloide71.

71Para concluir con este bloque de portadas tabloides, observaremos que entre 2006 y 2009 se ha dado una reducción drástica de la frecuencia de apariciones del Sahara en las portadas de ABC, coincidiendo con los años centrales de los Gobiernos de Rodríguez Zapatero y la reelección del PSOE como partido en el poder.

72A finales de 2009, como hemos dicho, se abandona el diseño tabloide y el estilo de las portadas cambia al sexto tipo, como referíamos en uno de los apartados de introducción. Con este nuevo cambio de diseño y formato, se regresa ahora al estilo primigenio de las portadas de los años 1960, con una sola fotografía y un solo gran titular, aunque a todo color, en lugar de en blanco y negro. Los rasgos de estilo quedan actualizados en la línea clara u orden minimalista de las revistas digitales. En el año 2010, segundo de la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero, las portadas con mención al Sahara aparecen con marcada profusión. Hay 13 trece referencias al Sahara desde el 30 de agosto de 2010 hasta la actualidad. Doce de ellas salieron en 2010, y sólo la última en 2011, el 24 de octubre. Todas aparecieron bajo Gobierno de Rodríguez Zapatero y a partir de entonces hasta la actualidad, próximos al fin de la primera legislatura de Rajoy (iniciada en 2011), vuelta al silencio sobre el Sahara en las portadas.

73De las 12 portadas de 2010, año crítico para el Partido Socialista por los efectos sociales que la recesión económica estaba produciendo en España, aparecieron dos el 30 y el 31 de agosto; nueve en noviembre, los días 9, 10, 11, 14, 16, 17, 19, 27 y 28; y la última de aquel año, y penúltima de nuestra selección, el 3 de diciembre. De ellas destacan las siete del mes de noviembre. La del día 9 « ARDE EL SAHARA » lleva el subtítulo « Violencia y muerte en el desalojo del campo de refugiados » acompañado por una fotografía de un campamento ardiendo, destrozado y abandonado, entreviéndose al fondo hombres con el uniforme negro de la policía marroquí, cascos blancos y armados de porras72. Seguidamente, en menos de una semana tenemos otras cuatro portadas (del 10, 11, 14 y 16), aunque en las tres primeras el Sahara no ocupa ni la noticia ni la fotografía principales. En la del 16 nuestro tema vuelve a ocupar el espacio principal con el titular « Acoso marroquí y dejación española », y una imagen en primer plano del ministro de Comunicación marroquí mirando seriamente por encima de sus gafas y mostrando una página de ABC73. La entradilla explica que « Marruecos vuelve a cargar contra ABC por sus informaciones, mientras el PSOE pide disculpas en el Congreso por su falta de coordinación sobre el Sahara ». El pie de foto explica también que el ministro acusa « a los medios de "rencorosos y racistas" »74. Resulta paradójico y muy significativo que a causa del mensaje de ABC del día 9 de noviembre, que insinuaba que había sido la policía marroquí la causante de un desalojo violento en un campo de indefensos refugiados, fuese precisamente el Gobierno del PSOE quien hubiese que pedir disculpas ante las autoridades del país vecino, afrontando un serio disgusto diplomático. También es significativa la falta de asunción de responsabilidad sobre el hecho del periódico en la portada del día 16, cuyo titular hace alusión taimada a conceptos nacionalistas en parámetros de « lo propio » por oposición a « lo otro » con la expresión a « acoso marroquí ». Además, está presente el uso del tópico sobre el espíritu pasivo español con el binomio « dejación española ». Esta última asociación de ideas también nos remite al esencialismo negativo y el carácter permisivo del invasionismo reflejado en la historiografía anterior a la historia científica.

74La portada del 28 de noviembre nos ofrece un primer plano del presidente en actitud orante sobre un fondo azul, con un título en grandes letras blancas « ÚLTIMO CRÉDITO », con el texto « Zapatero escucha por primera vez un duro diagnóstico de los empresarios sobre la situación de España y promete acelerar las reforma  ». En un pequeño destacado en el extremo inferior derecho de la plana se encaja la información sobre el Sahara en pequeñas letras « Qué hacemos con Marruecos », y el texto « La última crisis del Sahara abre una de las grandes asignaturas pendientes de España: su relación con el vecino del sur »75. Vemos que en esta última portada, el tema del Sahara ha sido también relacionado con el azote de la crisis económica en España, su tardío reconocimiento oficial y la perplejidad y falta de reacción ante ella del Gobierno de Rodríguez Zapatero, pareciendo significar la expresión « último crédito », el fin de la credibilidad de este presidente. La palabra « crisis », sin embargo, forma parte del subtítulo sobre el Sahara.

75En 2011 sólo una portada, el 24 de octubre (la última que tenemos de toda la serie del Sahara, aún estando el Gobierno bajo mandato de Rodríguez Zapatero)76. Su titular y fotografía principales se dedican a una competición de motociclismo y un pequeño resaltado en el faldón reza « Al Qaida, tras el secuestro de dos cooperantes españoles en Tinduf » y la entradilla « Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons Sureda fueron raptados en un campamento del Frente Polisario en el Sahara argelino »77. En esta ocasión se relaciona el Sahara directamente con Al Qaida, ofreciéndose los nombres completos de los dos secuestrados, lo que otorga mayor personalismo y cercanía al caso, ya de por sí cargado de ambigüedad al ser usada la palabra « cooperantes » en el resaltado. Este término puede ser asociado con la ayuda humanitaria y el voluntariado, pero también refiriéndose al Frente Polisario como organización armada o núcleo duro del problema del Sahara.

76Finalmente, a partir de entonces hasta la actualidad, por casi tres años, no ha aparecido ninguna coincidiendo con el período de presidencia de Mariano Rajoy liderando el último gobierno del PP.

Conclusiones

77Encontramos tres ejes fundamentales de factores negativos y repetitivos a lo largo de todo el período analizado respecto a la construcción de la información sobre los conflictos bélicos en las primeras planas de ABC Madrid. Estos tres ejes de factores giran en torno a la estructura y calidad de la información y los documentos aportados por el diario, el nacionalismo español como piedra angular de su dinámica que ciñe todos sus contenidos a este concepto, y un tratamiento tendencioso del nivel humano de la información.

78Sobre la primera cuestión, la de la estructura y calidad de la información y los documentos aportados, se aprecia la superposición de informaciones con el fin de la creación de meta-esquemas de ideas, reforzando un pack ideológico de pensamientos simples indivisiblemente relacionados entre sí. Se realiza un diferente tratamiento de ambos conflictos, confirmando nuestra hipótesis inicial, tanto en frecuencia como en correspondencia, de la información ofrecida con la realidad de los hechos, un tanto más ajustada a la realidad en el Sahara que en Angola. Aún así, en la cobertura de información de ambos territorios predomina el tratamiento de la descolonización y los disturbios posteriores desde la óptica de las metrópolis. Son frecuentes las utilizaciones y reutilizaciones a discreción de fotografías de archivo y elementos históricos o pasados en los textos como ganchos de actualidad. A veces estas reutilizaciones se advierten y se justifican como alardes de anticipación del medio sobre los acontecimientos. A partir de los años 1980, pero sobre todo a partir de la segunda mitad de la primera década del siglo XXI, se intensifica el abuso de ambos conflictos, Angola y el Sahara, con fines de propaganda nacionalista, sobre los que insistiremos más adelante. Se recurre a un exceso de rotundidad en algunas informaciones, tanto en el caso de los pesqueros abatidos de los años 1970, como en la Célula de Reflexión sobre Ceuta y Melilla de los años 1980, y en el caso del campamento saharaui supuestamente arrasado por la policía marroquí en 2010. Hemos visto cómo este último caso periodístico llegó a crear por sí mismo fricciones diplomáticas y reclamaciones del lado de Marruecos, que tuvieron que ser resueltas en el Congreso. Se suelen neutralizar o suavizar ciertas hard news o ciertos aspectos de la información bélica con imágenes de acontecimientos deportivos o de personajes del mundo del espectáculo. Se da una notoria ausencia de elementos objetivos explicativos de los conflictos, mientras que los mapas que se insertan se refieren a otros hechos no directa o necesariamente relacionados con ellos.

79En cuanto al nacionalismo patrio español, pues los otros nacionalismos tratados, tanto internos como de otros Estados, no están nunca equiparados a él y siempre se plantean en un grado de inferioridad, se refleja en primer lugar una desproporcionada mayor frecuencia de apariciones del Sahara (la ex-colonia propia) que de Angola (la ex–colonia portuguesa), adjudicando así la pertenencia nacional al conflicto del Sahara y anulando las similitudes entres las dos descolonizaciones. A niveles de tratamiento histórico o historiográfico adecuado de las noticias ofrecidas, el diario incurre habitualmente en re-creaciones del pasado como ganchos de actualidad y utiliza en numerosas ocasiones tipismos y tópicos culturales y políticos en la elaboración de la información como vestimentas y paisajes, o frases como « con el puño en alto », o colores como el azul para el fondo del logotipo y el fondo de los titulares en una de las etapas estilísticas del periódico, o en el fondo de fotografías para positivar a algún personaje, como al presidente de EE.UU. Obama; o a Rodríguez Zapatero en el momento de reconocimiento de la crisis económica. Para ambas selecciones de portadas, Angola y Sahara, hemos encontrado la utilización de aumentos o disminuciones de frecuencias y lagos silencios de casi décadas completas, como herramientas de propaganda o desinformación, dependiendo del signo del partido en el poder en España. Durante la descolonización de Angola, por ejemplo, estos silencios pudieron estar motivados por la censura o la prudencia política de los años 1970. Asimismo los silencios posteriores o los bombardeos de repeticiones en portada de los años 2000 sobre el conflicto del Sahara, están dirigidos a crear inquietud, confusión o tal vez a tranquilizar o reafirmar (según el caso) a la opinión pública sobre decisiones gubernamentales de política exterior o interior. El caso de Angola es paradigmático de utilización contra-propagandística, ya que sólo es mencionado durante los gobiernos de izquierda en España; mientras que el caso del Sahara alterna en significados entre el reforzamiento del nacionalismo, la oposición a cesiones territoriales a Marruecos y presentarse como un asunto indolentemente tratado por los gobiernos socialistas concurrentes en el poder. Relativamente a este tratamiento político de la información bélica de Angola y Sahara, comentaremos por último la relación sistemática de la imagen física de los líderes del PSOE con los conflictos; mientras que en ningún caso aparecen las imágenes físicas de líderes del PP en las portadas en las que ambos conflictos son nombrados.

80En cuanto al tratamiento ético del nivel humano de la información, observamos una diferenciación del interés de las noticias por razas (con preferencia a la caucásica) en los años 1960 y 1970, que va quedando atrás a medida que transcurre la década de 1980 y los valores democráticos van cobrando preeminencia en el ideario colectivo español de lo políticamente correcto, aunque constan aún algunas alusiones veladas a estas diferencias, como en el título de la fotografía principal del partido de baloncesto de 2006. Y para finalizar haremos unas ligeras observaciones al tema del género, sobre el cuál ya comentamos algo en el cuerpo de nuestro análisis. En primer lugar es patente una inclinación a la comercialización del atractivo o belleza femenina de mujeres jóvenes, sobre todo durante los años 1970, con imágenes de plano medio que realzan los bustos de las guerrilleras anónimas, aportando una carga de simbolismo difuso. Con el paso de los años, esta atención a la belleza ha desaparecido, y durante la primera década del siglo XXI, el tratamiento físico de la mujer activista real con nombre y apellidos es anulado, despersonalizándose así la información del hecho concreto. En último lugar, en cuanto al tratamiento de los niños, este tema aparece sólo en referencias tangenciales y más o menos veladas, tanto para Angola como para el Sahara, utilizándose en este último caso visualmente relacionado con los entrenamientos de niños en otras guerras para acentuar el efecto de repulsión ética o moral en el lector.

81Para terminar estas conclusiones y tras realizar otras búsquedas, por ejemplo con el término « África », que no arrojan ningún resultado, podemos añadir que desde la última portada hallada con mención al Sahara, la ausencia total de menciones durante el gobierno de Mariano Rajoy indica un interés por desvincular el tema de la ex–colonia española con el extremismo islámico. Sin embargo entre otras muestras de nuestra serie, la última portada comentada al final del cuerpo de este artículo, del lunes 24 de octubre de 201178, con el título « Al Qaida tras el secuestro de dos cooperantes españoles en Tinduf », relacionaba claramente el Sahara con el ítem del terrorismo islámico. No queda duda por tanto, de que el signo del partido en el poder determina políticas de parcialización de la información o de desinformación en el periódico que analizamos. Tampoco el reciente y sangriento enfrentamiento entre israelitas y palestinos ha provocado ninguna nueva relación en las portadas entre el Sahara y los movimientos islámicos, que por el contrario fueron frecuentes durante los gobiernos de José María Aznar y Rodríguez Zapatero, como hemos visto. Sobre la yihad islámica, en los últimos dos años aparecen algunas portadas que hablan de ella de modo desvinculado y abstracto, sin relacionarse con ella el nombre de ningún país o territorio. No existe, igualmente, ninguna relación de los asaltos a la verja de Melilla por los jóvenes africanos con los problemas generales de este continente, y mucho menos con los ítems de nuestro estudio. La Cumbre de África, celebrada a finales del pasado mes de junio en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, tampoco ha sido traída a las portadas de ABC Madrid, pero en la retransmisión televisiva del discurso dado allí por el presidente Rajoy a través del Canal 24 Horas, del jueves 26 de junio de 2014, encontramos alusiones positivas a las inversiones de España en Latinoamérica de los años 1980, a modo de precedente, creando una comparación positiva con las que se proyectan para el continente africano. La realidad, como hemos visto en nuestro análisis, es que la forma de elaborar la información en ABC Madrid en claves conservadoras y en apoyo del PP, vilipendiaron y denigraron las inversiones del PSOE en Latinoamérica en los años 1980, al tiempo que se relacionaban estas intervenciones económicas con los conflictos en países como Angola y con las carencias y problemas internos de España. Además, la oratoria de Rajoy en la cumbre africana, estuvo plagada de tintes quijotescos de desinterés, altruismo y buena fe, elementos morales atribuibles a ciertos tópicos positivos del carácter hispano de la historiografía esencialista anterior al siglo XIX; visión que sigue funcionando en estratos subconscientes de la autopercepción de los españoles de sí mismos y puede ser, por tanto, utilizada como elemento de manipulación política.

Haut de page

Bibliographie

ABC El periódico del siglo. Antología, Madrid, ABC, 2003?, 314 p.

ABC 110 años (1903-2013). La Historia en portada, Madrid, ABC, 2013, 226 p.

AGÜERO WAGNER, Luis, « Atrocidades del Frente Polisario en el Sahara Occidental », 28 julio 2014, in Diario Siglo XXI. Disponible en: http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/181934/atrocidades-del-frente-polisario-en-el-sahara-occidental#.U9ZLY0hPlrg

AL ALI, Ghayda, « Hero or terrorist? A comparative analysis of Arabic and Western media depictions of the execution of Saddam », in Discourse & Communication, 5 (4), november 2011, pp. 301-335.

ALADRO VICO, Eva, « Umbrales, analogía e incubación en el tratamiento de la información », in CIC (Cuadernos de Información y Comunicación) 2005, 10, pp. 183-195. Disponible en http://revistas.ucm.es/index.php/CIYC/article/view/CIYC0505110183A/7297

ÁLVAREZ, Jesús Timoteo (et al.), Historia de los medios de comunicación en España. Periodismo, imagen y publicidad (1900-1990), Barcelona, Editorial Ariel, S. A., 1989, 542 p.

ÁLVAREZ, Jesús Timoteo (et al.), Historia y modelos de comunicación en el siglo XX. El nuevo orden informativo, Barcelona, Editorial Ariel, S.A., 1992, 197 p.

ANDRADE DE, Mario, Liberté pour l’Angola, Paris, François Maspero, 1962.

ARENAL DEL, Celestino, Política exterior de España y relaciones con América Latina. Iberoamericanidad, europeización y atlantismo en la política exterior española, Madrid, Fundación Carolina, 2011, pp. 233-264. Disponible en: https://www.academia.edu/885876/Politica_exterior_de_Espana_y_relaciones_con_America_Latina._Iberoamericanidad_europeizacion_y_atlantismo_en_la_politica_exterior_espanola

BARRERO, Carlos, « Estrategias de acoso y derribo de un gobierno: Las portadas del diario ABC en 1995 », in NAVAJAS ZUBELDIA, Carlos (ed.), Actas del III Simposio de Historia Actual. Logroño, 26-28 de octubre de 2000, Logroño, Gobierno de La Rioja, Instituto de Estudios Riojanos, 2002, pp. 729-750.

BARREDO IBÁÑEZ, Daniel, « La monarquía española: contextos temáticos y estructurales. Evolución y características en ABC.es y ELPAÍs.com (2009-2011) », in Cuadernos Artesanos de Comunicación, n° 59, La Laguna, Tenerife, 2014, 160 p.

CAHEN, Michel, « Anticolonialism & Nationalism. Deconstructing synonymy, investigating historical processes. Notes on the heterogeneity of former African colonial Portuguese areas », in The Politics of Nations and Nationalism in Lusophone Africa Conference Abstracts, 2007, 5 p. Disponible en: http://orenga.politics.ox.ac.uk/materials/Lusophone_Africa/Materials/Panel_1-1_MC.pdf

CANALES CIUDAD, Daniel, « El relato canónico de la Transición. El uso del pasado como guía para el presente », in El Futuro del Pasado, n° 4, 2013, pp. 513-532. Disponible en http://www.elfuturodelpasado.com/ojs/index.php/FdP/article/view/161/152

CANTALAPIEDRA, María José, « Géneros informativos y estilo periodístico en la cobertura de sucesos en la prensa diaria de información general en España (1977-2000) », in Zer, vol. 16, n° 30, 2011, pp. 213-227.

CASTILLO ARENAS, Francisco, « Perspectiva histórica de la alianza militar con Estados Unidos respecto a Marruecos (1953-2008) », in Isagogé, 5, 2008, pp. 17-20. Disponible en http://isagoge.atspace.com/documentos/Archivo_isagoge5/PERSPECTIVA_HISTORICA_DE_LA_ALIANZA_MILITAR_CON_ESTADOS_UNIDOS_RESPECTO_A_MARRUECOS_%281953_2008%29.pdf

CHAPARRO ESCUDERO, Manuel, Claves para repensar los medios y el mundo que habitamos. La distopía del desarrollo, Bogotá, Ediciones desde abajo, 2015, 294 p.

CORKIN, Lucy, « Las actuales perspectivas económicas de la Angola actual: ¿la maldición o la bendición del petróleo? », in ARI 4/2009, en Real Instituto Elcano, disponible en http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/africa+subsahariana/ari4-2009

CUESTA, Josefina, « Recuerdo, silencio y amnistía en la transición y en la democracia españolas (1975-2006) », in Studia Historica, Historia Contemporánea, n° 25, 2007, Universidad de Salamanca, pp. 125-165.

CUETO RODRÍGUEZ, Adolfo, El mundo frente a Portugal y Portugal contra el mundo. El expediente colonial portugués y sus efectos sobre la posición internacional lusa (1951-1962), Murcia, CEHRI (Comisión Española de Historia de las Relaciones Internacionales), 2010, 81 p.

DARIO RESTREPO (Javier), HERRÁN (María Teresa), MARTÍN-BARBERO (Jesús), REY (Germán), « Guerra y medios de comunicación », in Revista de estudios sociales, n° 16, 2003, pp. 117-119. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2349563

DÍAZ CERVERÓ, Elba, « La muerte de Osama Bin Laden en las portadas de la prensa española: análisis de la cobertura en primera de ABC, El Mundo, El País y Público », in El Argonauta Español, n° 8, 2011. Disponible en http://argonauta.revues.org/234

DÍAZ NOSTY (Bernardo), LALLANA (Fernando), ÁLVAREZ (Jesús Timoteo), La nueva identidad de la prensa. Transformación tecnológica y futuro, Madrid, Fundesco, 1987, 393 p.

EL PAÍS, Manual de Estilo de El País, p. 56, apartado 7.8. Disponible en: http://blogs.elpais.com/files/manual-de-estilo-de-el-país.pdf, [03/07/2014].

EUSKADI TA ASKATASUNA, El Pueblo Saharawi, su territorio, su historia y su lucha de liberación nacional desde la época Pre-colonial hasta la República árabe Saharawi Democrática, s. l., s. ed., MCMLXXXVIII, pp. 31-51.

FERRER GALLARDO, Xavier, « Acrobacias fronterizas en Ceuta y Melilla. Explorando la gestión de los perímetros terrestres de la Unión Europea en el continente africano », in Doc. Anàl. Geogr., n° 51, 2008, pp. 129-149. Disponible en http://ddd.uab.cat/pub/dag/02121573n51p129.pdf

FONTANA I LÁZARO, Josep, La historia de los hombres: El siglo XX, Barcelona, Editorial Crítica, 2002, 230 p.

FRAGA IRIBARNE, Manuel (et al.), Las relaciones internacionales en la era de la guerra fría, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1962, 579 p.

GALLEGO MARGALEFF, Ferrán, El mito de la transición. La crisis del franquismo y los orígenes de la democracia (1973-1977), Barcelona, Editorial Crítica, 2008, 845 p.

GARCÍA HERNANDO, José Luis, « La redefinición geostratégica euroatlántica a comienzos del siglo XXI en el Mediterráneo Sur: España y Marruecos », in Investigaciones Históricas 28 (2008), Universidad de Valladolid, pp. 217-240. Disponible en http://bddoc.csic.es:8085/detalles.html;jsessionid=F7FE2F641EDF1C6957F19010757DAE86?id=573591&bd=ISOC&tabla=docu

GARCÍA REGUEIRO (José Antonio), BERNÁRDEZ CABELLO (Olaf), CONDE PÉREZ (Elena) dirs., El Papel de España en la guerra de Irak, Fundación Alternativas. Centro de pensamiento, ideas y propuestas progresistas para el cambio político, económico, social y cultural de la sociedad, marzo 2004, 107 p. Disponible en http://www.falternativas.org/la-fundacion/documentos/libros-e-informes/el-papel-de-espana-en-la-guerra-de-irak

GAUDIO, Attilio, Les populations du Sahara occidental, Paris, Éditions Karthala, 1993, 359 p.

GIL GIL, Alicia, La justicia de transición en España. De la amnistía a la memoria histórica, Barcelona, Editorial Atelier, 2009, 173 p.

GÓMEZ B. DE CASTRO, Ramiro, « 1975-1988: Del Destape a "Mujeres al borde de un ataque de nervios" », in ÁLVAREZ, Jesús Timoteo, op. cit., 1989, pp. 464-465.

GÓMEZ SÁNCHEZ, María Elena, « Expresiones eufemísticas en los textos informativos. Normas y prácticas », in Interlingüística, n° 14, 2003, pp. 473-480. Disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=918719

GONZÁLEZ ENRÍQUEZ, Carmen, « Los frenos al pluralismo cultural en territorios de soberanía discutida: Los casos de Ceuta y Melilla », in Revista de Estudios Políticos (nueva época), n° 140, Madrid, abril-junio, 2008, pp. 135-161. Disponible en http://bddoc.csic.es:8085/detalles.html;jsessionid=F7FE2F641EDF1C6957F19010757DAE86?id=569417&bd=ISOC&tabla=docu

GONZÁLEZ JURADO, Deborah, « Las leyes flavias, el ferrocarril, el periódico y los panes de Loring ¿Caridad, evergetismo, saint-simonismo o masonería? », 2015 (en prensa).

GRIMAL, Henri, La décolonisation 1919-1963, Paris, Librairie Armand Collin, 1965, 408 p.

HOLGADO MOLINA (Mª del Mar), OSTOS REY (Mª del Sol), « Los acuerdos de pesca marítima entre España y Marruecos: evolución histórica y perspectivas », in Estudios Agrosociales y Pesqueros, nº 195, 2002, pp. 189-214. Disponible en http://ageconsearch.umn.edu/bitstream/165642/2/pdf_reeap-r194_09.pdf

HUGUET, Montserrat, « Activismo y mujeres en los procesos de descolonización. Marruecos y el Sahara Occidental (1975) », Intervención/Ponencia en el Seminario de Expertos: « Las relaciones de España con Guinea Ecuatorial y Sahara Occidental ». Coordinado por Beatriz FRIEYRO DE LARA y José Luis RODRÍGUEZ JIMÉNEZ; y celebrado en Granada los días 7 y 8 de noviembre de 2013. Disponible en http://e-archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/17626/activismo_huguet_2013_pp.pdf?sequence=1

HUMANES, María Luisa, « La reconstrucción del pasado en las noticias. La representación mediática del 25 aniversario de la muerte de Franco y la coronación de Juan Carlos I », in Anàlisi 30, 2003, pp. 39-57.

HUMANES, María Luisa, « Nuevos temas noticiosos en las elecciones generales de 2004. La presencia de metacobertura en la prensa española », in Zer, vol. 14, n° 26, 2009, pp. 105-128.

IDOYAGA (P.), RAMÍREZ DE LA PISCINA (T.), « Política informativa de El País y ABC ante la nueva situación política del País Vasco (1998-2000). Artículo Resumen », in Zer, n° 10, 2001. Disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=802620

IGLESIAS, Francisco, Historia de una empresa periodística. Prensa Española, Editora de «ABC» y «Blanco y Negro» (1891-1978), Editorial Prensa Española, S.A., 1980, 543 p.

JOLY, Martine, Introduction à l’analyse de l’image, Paris, Éditions Nathan, 1994, 128 p.

LARRONDO URETA, Ainara, « La digitalización del pasado y su impacto en la historiografía de la comunicación social », comunicación en X Congreso de la Asociación de Historiadores de la Comunicación, Mesa 2: De la información al entretenimiento: Historia de las Nuevas Tecnologías y la Comunicación, 2008.

LEMUS, Encarnación, « La presencia de las potencias occidentales en el arranque de la transición española a la democracia », in NAVAJAS ZUBELDIA, Carlos (ed.): Actas de IV Simposio de Historia Actual Logroño, 2002, Instituto de Estudios Riojanos, 2004, pp. 113-143, disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1036603 [02/03/2015]

LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y la Marcha Verde, Editorial Sílex y Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, 2011, 316 pp.

LEMUS, Encarnación, « Con la vista en Portugal y mirando a España: EE.UU. y el cambio político peninsular », in HISPANIA. Revista Española de Historia, 2012, vol. LXXII, n° 242, septiembre-diciembre, pp. 723-754. Disponible en: http://hispania.revistas.csic.es/index.php/hispania/article/view/385/381

LETKIEWICZ, Ewa, « Silhouette – the 18th – Century Silhouette Portrait and Its Origins », in Annales UMCS, Artes. Volume 8, Issue 1, May 2011, pp. 9-19.

LOWENTHAL, David, The Past is a Foreign Country, Cambridge University Press, 1985, 489 p.

MAALOUF, Amin: Identidades asesinas, Madrid, Alianza Editorial, 2007, 175 p.

MARAURI CASTILLO (Íñigo), RODRÍGUEZ GONZÁLEZ (Mª del Mar), CANTALAPIEDRA GONZÁLEZ (Mª José), « La pobreza de las fuentes en la cobertura de sucesos de impacto por los diarios de referencia en España », in Ámbitos, n° 21-A-Año 2012, pp. 81-100.

MARAURI CASTILLO (Íñigo), RODRÍGUEZ (Mª del Mar), SODO (Roco), « El control de la prensa antes y después de la caída del Franquismo (1974-1977): El caso ABC », in Cuadernos.Info n° 32, 2013, pp. 111-124.

MARQUÉS PERALES, Ildefonso, « La revancha de los orteguianos. Prensa y filosofía en la España de la transición », in Revista Internacional de Filosofía, n° 53, 2011, pp. 67-84.

MILLER, David, Tell me lies: propaganda and media distortion in the attack on Iraq, London, Pluto, 2004, 310 p.

MONTERO CARMONA, Antonio José, « La política de derechos humanos de Marruecos en el Sahara Occidental. Consecuencias sobre el activismo saharaui », in web Sahara Libre 2008, 28 p. Disponible en http://www.saharalibre.es/docs/antoniocarmona/ddhhsahara.pdf

MORERA HERNÁNDEZ, Coral, « Operación "Tormenta del Desierto": Guerra y encuadres noticiosos en la prensa española (1991) », in Razón y Palabra, Monterrey, México, vol. 17, n° 79, mayo-julio 2012. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199524411020

MORERA HERNÁNDEZ, Coral, « Periodistas españoles caídos en ‘combate’: ‘víctimas’ de distintas coberturas », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, vol. 20, n° 1, 2014, pp. 505-522.

MUÑOZ TORES, Juan Ramón: « Concepciones epistemológicas implícitas en los libros de estilo de El País, El Mundo y ABC. Artículo Resumen », in Zer, n° 9, 2000. Disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=803983

OLIVEIRA MARQUES DE, A. H., Histoire du Portugal el de son empire colonial, Paris, Karthala, 1998, pp. 499-579.

OLIVERA ZALDÚA, María, « Abcfoto. Análisis del proyecto fotográfico documental del diario ABC », in Cuadernos de Documentación Multimedia, vol. 24, Año 2013, pp. 77-85.

OLMO BARBERO, Jesús, « La gestión del color en los diarios españoles de difusión nacional. Hablan los directores de arte de ‘El País’, ‘El Mundo’, ‘Abc’, ‘La Vanguardia’ y ‘El Periódico de Catalunya’ », in Revista Latina de Comunicación Social, La Laguna, Tenerife, año 8º, n° 59, enero-junio 2005. Disponible en http://www.ull.es/publicaciones/latina/200512delolmo.pdf

PALACIOS, Marcos, « Convergência e memoria: jornalismo, contexto e história », in MATRIZes, Ano 4 – N° 1 jul./dez. 2010 – Sao Paulo – Brasil, pp. 37-50.

PALACIOS, Marcos, « La memoria como criterio de valoración de calidad en el ciberperiodismo: algunas consideraciones », en El profesional de la información, mayo-junio 2009, vol. 18, n° 3, pp. 270-276.

PALOMARES MARTINHO, Francisco Carlos, « A extrema direita portuguesa, em dois momentos », in Studia Historica, Historia Contemporánea, 30, Universidad de Salamanca, 2012, pp. 97-114.

PAZ, María Antonia, « La imagen de los líderes políticos. Fotografías de prensa en las elecciones generales españolas de 2000 y 2004 », in Zer, 19, 2005, pp. 9-33.

PÉCLARD, Didier, « Les chemins de la "reconversion autoritaire en Angola" », in Politique Africaine, n° 110, Juin 2008, pp. 5-20. Disponible en http://www.politique-africaine.com/numeros/pdf/110005.pdf

PÉREZ GARCÍA, Guadalupe, « El diario Le Monde y la intervención francesa en el Sahara Occidental », in Ámbitos n° 15, Año 2006, pp. 435-448. Disponible en: http://grupo.us.es/grehcco/ambitos%2015/15guadalupe.pdf

PÉREZ LÓPEZ, Isabel, « El siglo XIX. La historia antigua en dos historias de Málaga », in WULFF ALONSO, (Fernando), CHENOLL ALFARO (Rafael), PÉREZ LÓPEZ (Isabel), La tradición clásica en Málaga (Siglos XVI-XXI), III Congreso de Historia Antigua de Málaga, Servicio de publicaciones centro de ediciones de la Diputación provincial de Málaga (CEDMA), 2005, 348 p.

PIZARROSO QUINTERO, Alejandro, Nuevas guerras, vieja propaganda: (de Vietnam a Irak), Madrid, Editorial Cátedra, 2005, 549 p.

PIZARROSO QUINTERO, Alejandro, « Aspectos de propaganda de guerra en los conflictos armados más recientes », in Redes.Com, Revista de Estudios para el Desarrollo Social de la Comunicación, n° 5, 2009, pp. 49-65, disponible en http://revista-redes.hospedagemdesites.ws/index.php/revista-redes/article/view/152

POUSO TORRES, Esperanza, « Límites de la libertad de expresión en el respeto a la intimidad: estudios de caso en el tratamiento de imágenes », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, vol. 18, núm. especial noviemb. 2012, pp. 721-728.

RADSTONE, Susannah, « Memory studies: For and against », in Memory Studies, Los Angeles, London, New Delhi and Singapore, SAGE Publications, vol. 1 (1), 2008, pp. 32-39.

RECIO GARCÍA, Armando, « El secuestro del Santa María en la prensa del régimen franquista », in Revista Historia y Comunicación Social, 2005, 10, pp. 157-177.

REIG, Ramón, « Bases teóricas y documentales para el estudio de la Estructura de la Información y el análisis estructural de los mensajes », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 2009, 15, pp. 385-407. Disponible en: http://revistas.ucm.es/index.php/ESMP/article/view/ESMP0909110385A/11709

REMIRO BROTÓNS, Antonio (dir.); MARTÍNEZ CAPDEVILA, Carmen (coord.), Unión Europea-Marruecos: ¿Una vecindad privilegiada?, Academia Europea de Ciencias y Artes, marzo 2012, 391 p. Disponible en: http://www.academia-europea.org/pdf/UE-Marruecos-Vecindad.pdf

RUEDA LAFFOND (José Carlos), GALÁN FAJARDO (Elena), RUBIO MORAGA (Ángel L.), Historia de los medios de comunicación, Alianza Editorial, Madrid, 2014, 247 p.

RUIZ ROMERO, Manuel, « Censura y consignas en la prensa franquista. Algunos ejemplos de dirigismo informativo », in Ámbitos, n° especial 9-10, 2º Semestre 2002-Año 2003, pp. 507-529. Disponible en http://grupo.us.es/grehcco/ambitos09-10/romero.pdf

SABÉS TURMO (Fernando), CARNIEL BUGS (Ricardo), « Tratamiento de los géneros periodísticos en la información de la prensa euromediterránea », in Historia y Comunicación Social, vol. 18, n° esp. octubre 2013, pp. 15-32.

SALMON, Christian, Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes, Barcelona, Ediciones Península, 2008, 262 p.

SEGADO BOJ, Francisco, « El camino a las elecciones de 1977: El primer gobierno de Adolfo Suárez en las viñetas de la prensa diaria », in HISPANIA. Revista Española de Historia, 2009, vol. 69, n° 232, mayo-agosto, pp. 477-512.

SEOANE (Mª Cruz), SÁIZ (Mª Dolores), Historia del periodismo en España 3, El siglo XX: 1898-1936, Alianza Editorial, Madrid, 1996.

SIMELION SOLÁ, Nuria, Prensa de información general durante la transición política española (1974-1984): Pervivencias y cambios en la representación de las relaciones sociales, Tesis doctoral dirigida por Amparo Moreno Sardá, Universitat Autónoma de Barcelona, Facultat de Ciències de la Comunicació, 2006, 637 p.

SORIA, Carlos (ed.), Prensa, paz, violencia y terrorismo: La crisis de credibilidad de los informadores, Pamplona, Ediciones Universidad de Navarra, S.A., 1990, 154 p.

SOUZA CLINGTON DE, Mario, Angola libre?, Paris, Gallimard, 1975, pp. 217-233.

SZENTE-VARGA, Mónica, « Una fuerza transnacional: Los saharauis en España », in HAO (Revista de Historia Actual On-line), n° 29 (Otoño, 2012), pp. 117-124. Disponible en http://www.historia-actual.org/Publicaciones/index.php/haol/article/view/771/624

TUÑÓN DE LARA, Manuel (dir.), La prensa de los siglos XIX y XX. Metodología, ideología e información. Aspectos económicos y tecnológicos, I Encuentro de Historia de la Prensa, Servicio Editorial Universidad del País Vasco, 1986, 711 p.

VARGAS CARRILLO, María Soledad, Estilos de vida, ética y estética en los dominicales de los diarios ABC, La Vanguardia y El País (1974-1999), Tesis doctoral dirigida por Amparo Moreno Sardá, Universidad Autónoma de Barcelona, Departamento de Periodismo y de Ciencias de la Comunicación, 2006, 268 p.

VV.AA., « L’Empire américain: Du Big Stick au Soft Power », in Les Collections de l’histoire, Août 2012, n° 56.

VV.AA., CT o la Cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española, Barcelona, Editorial Debolsillo, 2012, 246 p., disponible en www.google.es

WULFF ALONSO, Fernando, Las esencias patrias. Historiografía e Historia Antigua en la construcción de la identidad española (siglos XVI-XX), Barcelona, Editorial Crítica, 2003, 292 p.

ZELIZER, Barbie, « Why memory’s work on journalism does not reflect journalism’s work on memory », in Memory Studies, SAGE Publications, Los Angeles, London, New Delhi and Singapore, vol. 1 (1), 2008, pp. 79-87.

Portales de interés

Hemeroteca ABC: www.hemeroteca.abc.es/avanzada.stm

Museo de ABC de Dibujo e Ilustración, http://museo.abc.es

Haut de page

Document annexe

Haut de page

Notes

* Este artículo fue elaborado durante un período de traslado temporal concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes español a través del programa de becas de Formación para el Profesorado Universitario, en el laboratorio AMERIBER. Agradecemos las correcciones, orientación y metodología aportadas por los especialistas de la Université Bordeaux Montaigne y Université de Bordeaux; los profesores Jean-Jacques Cheval, Michel Cahen, y los documentalistas Danielle Berton y Carlos Jenart. Asimismo agradecemos sus enseñanzas a los profesores de la Universidad de Málaga Fernando Wulff Alonso, sobre nacionalismos; y Bernardo Díaz Nosty sobre prensa escrita.

1 Sobre la traslación de la historia a la prensa en el siglo XIX y la potenciación durante esta época de las historias locales, ver: PÉREZ LÓPEZ, Isabel, « El siglo XIX. La historia antigua en dos historias de Málaga », in WULFF ALONSO (Fernando), CHENOLL ALFARO (Rafael), PÉREZ LÓPEZ (Isabel), La tradición clásica en Málaga (Siglos XVI-XXI), III Congreso de Historia Antigua de Málaga, Servicio de publicaciones centro de ediciones de la Diputación provincial de Málaga (CEDMA), pp. 75-89, 2005; o GONZÁLEZ JURADO, Deborah, « Las leyes flavias, el ferrocarril, el periódico y los panes de Loring ¿Caridad, evergetismo, saint-simonismo o masonería? », 2015 (en prensa).

2 La construcción de la historia presenta diversas problemáticas que han ido poniéndose de relieve desde la Ilustración. La historia de España había sido escrita casi invariablemente por clérigos a instancias del poder desde el Renacimiento. Las fuentes y cronologías fantásticas, el esencialismo hispano previo a la colonización fenicia y el invasionismo de fenicios, griegos, cartagineses, romanos y musulmanes (cuya explicación se achacaba a la desunión y falta de entendimiento de los españoles, mientras que el descubrimiento de América se interpretaba en términos opuestos y como dádiva divina a la hispana fidelidad cristiana), comienzan a superarse a partir de la segunda mitad del siglo XVIII. La conquista de América por los españoles era interpretada en términos opuestos. Ello coincide con la necesidad de explicar el atraso relativo y la derrota imperial sin afectar en exceso a la ortodoxia católica. Integrar el pasado glorioso y una posteridad entendida como inferior fue extremadamente complejo para los arcanos sentimientos-relaciones de pertenencia e identidad colectiva. Muy pronto, las revoluciones americana y francesa, soslayarán las tensiones entre el despotismo ilustrado y las nuevas visiones de poder democrático que se abrían camino; trayendo como colofón el imperio napoleónico y la invasión francesa de España y Portugal, que originó un rechazo a la imitación de lo francés. El siglo XIX y la revolución industrial y de los transportes significaron el tránsito definitivo entre la justificación divina del poder real y la idea de soberanía popular, pasando a ser el conocimiento y la ciencia los auténticos legitimadores de la Sociedad y el Estado. Surgirá entonces una nueva identidad nacionalista de las élites laicas y burguesas, que definían su esencia por oposición a las otras, entendidas como una amenaza a la propia identidad, alimentándose una sorda hostilidad entre los países europeos; así como se neutralizaban los elementos ideológicos peligrosos provenientes del incipiente movimiento obrero. No obstante, las antiguas concepciones históricas de esencialismo, etc., desfasadas para la ciencia, siguen funcionando en las mentalidades colectivas en parámetros irracionales de relaciones de identidad-pertenencia, como ocurre con los sentimientos de los individuos hacia conceptos como nación y patria. Para cuestiones historiográficas sobre el nacionalismo español ver: WULFF ALONSO, Fernando, Las esencias patrias. Historiografía e Historia Antigua en la construcción de la identidad española (siglos XVI-XX), Barcelona, Editorial Crítica, 2003, pp. 65-124. Y para re-creaciones del pasado en función de la pertenencia y la identidad colectiva ver: LOWENTHAL, David, The Past is a Foreign Country, 1985, pp. 63, 69, 74 y ss.

3 Para cuestiones sobre memoria, periodismo y convergencia digital ver: PALACIOS, Marcos, « Convergência e memoria: jornalismo, contexto e história », in MATRIZes, Ano 4 – N° 1 (jul./dez. 2010), Sao Paulo – Brasil, pp. 37-50; o del mismo autor « La memoria como criterio de valoración de calidad en el ciberperiodismo: algunas consideraciones », in El profesional de la información, v. 18, n  3 (mayo-junio 2009), pp. 270-276; o RADSTONE, Susannah, « Memory studies: For and against », in Memory Studies, Los Angeles, London, New Delhi and Singapore, SAGE Publications, vol. 1 (1) (2008), pp. 32-39; o ZELIZER, Barbie, « Why memory’s work on journalism does not reflect journalism’s work on memory », in Memory Studies, Los Angeles, London, New Delhi and Singapore, SAGE Publications, vol. 1 (1) (2008), pp. 79-87; o LARRONDO URETA, Ainara, « La digitalización del pasado y su impacto en la historiografía de la comunicación social », comunicación en X Congreso de la Asociación de Historiadores de la Comunicación, Mesa 2: « De la información al entretenimiento: Historia de las Nuevas Tecnologías y la Comunicación », 2008.

4 Para los complejos avatares de la historiografía del siglo XX ver: FONTANA I LÁZARO, Josep, La historia de los hombres: El siglo XX, Barcelona, Editorial Crítica, 2002, sobre todo pp. 169 y ss.

5 Nos referimos a las obras de François López, Jean-François Botrel, Jean-Michel Devois, y a las corrientes en activo de las universidades de Burdeos, Aix-en-Provence,…. y algunas asociaciones de investigadores como PILAR (Presse, Imprimés, Lecture dans l’Aire Romane), etc.

6 TUÑÓN DE LARA, Manuel (dir.), La prensa de los siglos XIX y XX. Metodología, ideología e información. Aspectos económicos y tecnológicos, I Encuentro de Historia de la Prensa, Servicio Editorial Universidad del País Vasco, 1986.

7 Sobre estas cuestiones ver: ÁLVAREZ, Jesús Timoteo (et al.), Historia de los medios de comunicación en España. Periodismo, imagen y publicidad (1900-1990), Barcelona, Editorial Ariel, S. A., 1989; y del mismo autor: Historia y modelos de comunicación en el siglo XX. El nuevo orden informativo, Barcelona, Editorial Ariel, S.A., 1992; o DÍAZ NOSTY (Bernardo), LALLANA (Fernando), ÁLVAREZ (Jesús Timoteo), La nueva identidad de la prensa. Transformación tecnológica y futuro, Madrid, Fundesco, 1987; o para la continuación reciente de la investigación en estos parámetros, el libro de texto universitario RUEDA LAFFOND (José Carlos), GALÁN FAJARDO (Elena), RUBIO MORAGA (Ángel L.), Historia de los medios de comunicación, Madrid, Alianza Editorial, 2014.

8 SORIA, Carlos (ed.), Prensa, paz, violencia y terrorismo: La crisis de credibilidad de los informadores, Pamplona, Ediciones Universidad de Navarra, S.A., 1990, pp. 51-100.

9 Para un estudio pormenorizado del proceso desde la muerte de Franco hasta los primeros años del régimen democrático, ver: GALLEGO MARGALEFF, Ferrán, El mito de la transición. La crisis del franquismo y los orígenes de la democracia (1973-1977), Barcelona, Editorial Crítica, 2008; para la práctica inexistencia de reclamaciones de justicia en el paso a la democracia (de las cuales, las pocas que se dieron, fueron tachadas como acciones revanchistas tanto por la derecha como por la izquierda del nuevo régimen), la inexistencia de purgas de ningún tipo de las principales instituciones civiles y militares heredadas de la dictadura, y el fallido intento de reproducción de la « modélica » transición española al ámbito de América Latina, ver: GIL GIL, Alicia, La justicia de transición en España. De la amnistía a la memoria histórica, Barcelona, Editorial Atelier, 2009; para el caso de las pervivencias de los nombres alusivos al régimen franquista en calles y lugares públicos, el interés por el sistema español de los países de la antigua Unión Soviética en la década de 1990 y el sentido de las sucesivas conmemoraciones de la constitución de 1978, ver: CUESTA, Josefina, « Recuerdo, silencio y amnistía en la transición y en la democracia españolas (1975-2006) », in Studia Historica, Historia Contemporánea, 25 (2007), Universidad de Salamanca, pp. 125-165; así como también, en un marco menos académico pero de aguda crítica, sobre la cultura de la transición como medio desactivador de movimientos sociales y culturales hasta el movimiento 15-M, ver: VV.AA., CT o la Cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española, Barcelona, Editorial Debolsillo, 2012., disponible en www.google.es

10 MAALOUF, Amin, Identidades asesinas, Madrid, Alianza Editorial, 2007.

11 Sobre la encrucijada del tercer mundo en las teorías de la comunicación y la propaganda, el neocolonialismo, el atolladero sin salida del « desarrollo » y el « cambio social », y algunas recientes esperanzas enmarcadas en nuevos imaginarios de una conciencia común, ver: CHAPARRO ESCUDERO, Manuel, Claves para repensar los medios y el mundo que habitamos. La distopía del desarrollo, Bogotá, Ediciones desde abajo, 2015.

12 Sobre este tema existe abundante literatura académica, de la que destacamos SALMON, Christian, Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes, Barcelona, Ediciones Península, 2008.

13 Para la contextualización del Diario ABC en la historia de la prensa en España, ver, por ejemplo: SEOANE, Mª Cruz; SÁIZ, Mª Dolores, Historia del periodismo en España 3, El siglo XX: 1898-1936, Madrid, Alianza Editorial, 1996. Para la historia general de ABC y de Prensa Española, existe una obra encuadrada en límites aceptables de criterio histórico que incluye aspectos políticos, sociales, técnicos y de publicidad, aunque fue editada por la misma empresa con motivo del 75 aniversario de la aparición como periódico y la documentación aportada procede también de ella, ver: IGLESIAS, Francisco, Historia de una empresa periodística. Prensa Española, Editora de « ABC » y « Blanco y Negro » (1891-1978), Editorial Prensa Española, S.A., 1980. Para el período que nos interesa, la obra resalta algunos hitos como, la influencia del desarrollismo y el relanzamiento de la economía española en Prensa Española desde el plan de estabilización de 1959 y la relativa suavización de las medidas de censura hasta la nueva ley de Prensa e Imprenta de 1966 o Ley Fraga (pp. 419 y ss.), el secuestro en febrero de 1975 de un dominical de ABC con declaraciones de don Juan de Borbón (p. 425), la candidatura al Senado de uno de los Luca de Tena por el partido de derechas de la democracia Alianza Popular (precedente del actual Partido Popular) en 1977 y las nuevas declaraciones sobre su independencia que tuvo que volver a esgrimir la dirección del periódico (p. 426), la dimisión temporal de uno de los miembros del Consejo de Administración aquel mismo año a causa de su candidatura para el senado por Madrid en Unión de Centro Democrático (UCD) (p. 427), la designación de otro Luca de Tena sin afiliación política como uno de los 41 senadores reales también en vísperas de las elecciones democráticas (pp. 427-428), y los efectos de la crisis de la prensa de finales de los años 1970 (pp. 430-431). No hemos encontrado más obras monumentales sobre la empresa Prensa Española ni sobre ABC Madrid, aunque esta empresa ha realizado periódicamente publicaciones autorreferenciales en formato revista como ABC El periódico del siglo. Antología, Madrid, ABC, [2003]; o ABC 110 años (1903-2013). La Historia en portada, Madrid, ABC, 2013. No obstante, debido a la larga vida del periódico y su relevancia en prensa escrita española, es muy utilizado en la investigación, por lo que existe una enorme abundancia de trabajos realizados en el siglo XXI, sobre todo en comparación y contraste con otros periódicos. Aunque los temas de estudio se entremezclan a veces, predominan los enfoques de análisis histórico y político y temas propios de la comunicación, aunque también ABC es muy utilizado para el estudio de temas culturales y de análisis de la imagen. Para el asunto que aquí tratamos destacamos: IDOYAGA (P.), RAMÍREZ DE LA PISCINA (T.), « Política informativa de El País y ABC ante la nueva situación política del País Vasco (1998-2000) », in Zer, n° 10 (2001). Disponible en http://www.ehu.eus/ojs/index.php/Zer/article/view/6116; BARRERO, Carlos, « Estrategias de acoso y derribo de un gobierno: Las portadas del diario ABC en 1995 », in NAVAJAS ZUBELDIA, Carlos (ed.), Actas del III Simposio de Historia Actual. Logroño, 26-28 de octubre de 2000, Logroño, Gobierno de La Rioja, Instituto de Estudios Riojanos, 2002, pp. 729-750; GÓMEZ SÁNCHEZ, María Elena, « Expresiones eufemísticas en los textos informativos. Normas y prácticas », in Interlingüística, n° 14 (2003), pp. 473-480. Disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=918719; HUMANES, María Luisa, « La reconstrucción del pasado en las noticias. La representación mediática del 25 aniversario de la muerte de Franco y la coronación de Juan Carlos I », in Anàlisi 30 (2003), pp. 39-57; PAZ, María Antonia, « La imagen de los líderes políticos. Fotografías de prensa en las elecciones generales españolas de 2000 y 2004 », in Zer, 19 (2005), pp. 9-33; RECIO GARCÍA, Armando, « El secuestro del Santa María en la prensa del régimen franquista », in Revista Historia y Comunicación Social, 10 (2005), pp. 157-177; SIMELION SOLÁ, Nuria, Prensa de información general durante la transición política española (1974-1984): Pervivencias y cambios en la representación de las relaciones sociales, Tesis doctoral dirigida por Amparo Moreno Sardá, Universitat Autónoma de Barcelona, Facultat de Ciències de la Comunicació, 2006; VARGAS CARRILLO, María Soledad, Estilos de vida, ética y estética en los dominicales de los diarios ABC, La Vanguardia y El País (1974-1999), Tesis doctoral dirigida por Amparo Moreno Sardá, Universidad Autónoma de Barcelona, Departamento de Periodismo y de Ciencias de la Comunicación, 2006.; HUMANES, María Luisa, « Nuevos temas noticiosos en las elecciones generales de 2004. La presencia de metacobertura en la prensa española », in Zer, vol. 14, n° 26 (2009), pp. 105-128; SEGADO BOJ, Francisco, « El camino a las elecciones de 1977: El primer gobierno de Adolfo Suárez en las viñetas de la prensa diaria », in HISPANIA. Revista Española de Historia, vol. 69, n° 232, (mayo-agosto 2009), pp. 477-512; CANTALAPIEDRA, María José, « Géneros informativos y estilo periodístico en la cobertura de sucesos en la prensa diaria de información general en España (1977-2000) », in Zer, vol. 16, n° 30 (2011), pp. 213-227; MARQUÉS PERALES, Ildefonso, « La revancha de los orteguianos. Prensa y filosofía en la España de la transición », in Revista Internacional de Filosofía, n° 53 (2011), pp. 67-84; MORERA HERNÁNDEZ, Cora, « Operación “Tormenta del Desierto”: Guerra y encuadres noticiosos en la prensa española (1991) », in Razón y Palabra, vol. 17, n° 79 (mayo-julio 2012), Monterrey, México. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199524411020; MARAURI CASTILLO, (Íñigo), RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, (Mª del Mar), CANTALAPIEDRA GONZÁLEZ (Mª José), « La pobreza de las fuentes en la cobertura de sucesos de impacto por los diarios de referencia en España », in Ámbitos, n° 21-A (Año 2012), pp. 81-100; MARAURI (Íñigo), RODRÍGUEZ (María del Mar), SODO (Rocco), « El control de la prensa antes y después de la caída del Franquismo (1974-1977): El caso ABC », in Cuadernos.Info n° 32 (2013), pp. 111-124; OLIVERA ZALDÚA, María, « Abcfoto. Análisis del proyecto fotográfico documental del diario ABC », in Cuadernos de Documentación Multimedia, vol. 24 (Año 2013), pp. 77-85; SABÉS TURMO (Fernando), CARNIEL BUGS (Ricardo), « Tratamiento de los géneros periodísticos en la información de la prensa euromediterránea », in Historia y Comunicación Social, vol. 18, n° esp. (Octubre 2013), pp. 15-32; BARREDO IBÁÑEZ, Daniel, « La monarquía española: contextos temáticos y estructurales. Evolución y características en ABC.es y ELPAÍs.com (2009-2011) », in Cuadernos Artesanos de Comunicación n° 59 (2014), La Laguna, Tenerife.; MORERA HERNÁNDEZ, Coral, « Periodistas españoles caídos en "combate": "víctimas" de distintas coberturas », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, vol. 20, n° 1 (2014), pp. 505-522. También existen trabajos académicos recientes sobre el modelo de negocio de ABC, como MEDEL VICENTE, Aurelio, La bolsa como fórmula de transformación de los medios de comunicación en España, Tesis Doctoral dirigida por Carlos Díaz Güel, Universidad complutense de Madrid, Facultad de Ciencias de la Información, Departamento de Periodismo IV, 2009.; o TORIBIO PÉREZ, Fernando, ABC en Vocento: La integración de un diario centenario en un grupo multimedia de comunicación, TFM dirigido por Aurora Labio Bernal, Universidad de Sevilla, Departamento de Periodismo II. Para la edición ABC Sevilla (que no estudiamos en este artículo), se han escrito también numerosos estudios, de los que solamente mencionaremos el libro CHECA GODOY (Antonio), ESPEJO CALA (Carmen), RUIZ ACOSTA (Mª José) coords., ABC de Sevilla. Un diario y una ciudad. Análisis de un modelo de periodismo local, Secretariado de publicaciones de la Universidad de Sevilla, 2007.

14 HEMEROTECA ABC: www.hemeroteca.abc.es/avanzada.stm

15 GRIMAL, Henri, La décolonisation 1919-1963, Paris, Librairie Armand Colin, 1965, pp. 274-276.

16 JOLY, Martine, Introduction à l’analyse de l’image, Paris, Éditions Nathan, 1994.

17 Para la profundización en las bases del nacionalismo católico portugués y el rol de la extrema derecha de este país en las coyunturas de los años 1920-30 en el golpe de Estado de Salazar y en 1960-70, cuando el movimiento estudiantil se articulaba a partir del problema colonial interfiriendo también en la esfera académica, ver: PALOMARES MARTINHO, Francisco Carlos, « A extrema direita portuguesa, em dois momentos », in Studia Historica, Historia Contemporánea, 30 (2012), Universidad de Salamanca, pp. 97-114.

18 LEMUS, Encarnación, « Con la vista en Portugal y mirando a España: EE.UU. y el cambio político peninsular », in HISPANIA. Revista Española de Historia, vol. LXXII, n° 242 (septiembre-diciembre 2012), pp. 723-754. Disponible en: http://hispania.revistas.csic.es/index.php/hispania/article/view/385/381 [11/07/2014].

19 CUETO RODRÍGUEZ, Adolfo, El mundo frente a Portugal y Portugal contra el mundo. El expediente colonial portugués y sus efectos sobre la posición internacional lusa (1951-1962), Murcia, CEHRI (Comisión Española de Historia de las Relaciones Internacionales), 2010.

20 LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y la Marcha Verde, Editorial Sílex y Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, 2011; y de la misma autora « La presencia de las potencias occidentales en el arranque de la transición española a la democracia », in NAVAJAS ZUBELDIA, Carlos (ed.), Actas de IV Simposio de Historia Actual Logroño, 2002, Instituto de Estudios Riojanos, 2004, pp. 113-143, disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1036603 [02/03/2015].

21 Para una visión más completa de los sucesos en el Sahara Occidental desde los años 1990, así como de las acciones de la ONU y las relaciones de Marruecos con la Unión Europa y Argelia en cuanto al conflicto, desde los años 1990 hasta la actualidad, véase: REMIRO BROTÓNS, Antonio (dir.), MARTÍNEZ CAPDEVILA, Carmen (coord.), Unión Europea-Marruecos: ¿Una vecindad privilegiada?, Academia Europea de Ciencias y Artes, marzo 2012. Disponible en: http://www.academia-europea.org/pdf/UE-Marruecos-Vecindad.pdf [28/03/2015].

22 De hecho, ABC ya había publicado portadas a color con mucha anterioridad, por ejemplo el 28 de diciembre del año 1930, con una ilustración que se indica con la firma para la foto entre paréntesis « PEMEZ DE LEON ». La empresa Prensa Española, en la que se inscribía ABC, había apostado decididamente por las innovaciones gráficas y realizado grandes esfuerzos humanos y económicos en este sentido desde principios del siglo XX. Una vez superada la crisis de abastecimientos de papel y otros útiles de imprenta de la I Guerra Mundial, la empresa se volcó en las innovaciones gráficas y el color en su revista ilustrada Blanco y Negro, donde se publicaban frecuentemente ilustraciones de artistas y colaboradores. Las ilustraciones de las portadas y contenido gráfico de Blanco y Negro presentan una alta calidad artística y cuidado del diseño en términos de arte de vanguardia. También el tratamiento de la figura femenina adquiriría en esta revista una especial relevancia en sus portadas. Durante los años 1920 también fueron relativamente frecuentes las portadas de ABC con retratos de mujeres, divas, actrices y artistas, resaltando su belleza en poses femeninas; ver http://hemeroteca.abc.es. El grafismo y la estética fueron piedras angulares de esta empresa desde su creación. Blanco y Negro convocaba habitualmente concursos literarios y artísticos. A partir de 1925 las páginas de Blanco y Negro comenzaron a publicarse en huecograbado, la revista se anunciaba frecuentemente en ABC. Por ejemplo, el 27 de abril de 1928, en el periódico se afirmaba que Blanco y Negro había sido la primera publicación española en recibir una fotografía desde Norteamérica transmitida a Europa por cable, e invitaba a los lectores a contemplarla en el número del siguiente domingo día 29; ver IGLESIAS, Francisco, Historia de una empresa periodística. Prensa Española, Editora de « ABC » y « Blanco y Negro » (1891-1978), óp. cit., pp. 204-206. Durante los primeros años de la dictadura de Primo de Rivera la empresa acometió la tarea de reformar las técnicas de impresión de sus dos cabeceras principales. Para ello se encargaron seis rotativas último modelo a la firma alemana Koenig y Bauer, que permitían incorporar el último grito del arte tipográfico al diario ABC, sin alterar su precio de 10 céntimos el ejemplar. La maquinaria sería instalada en un salón construido ad hoc al nivel del paseo de La Castellana, para que el público pudiese contemplar el proceso de impresión. El proceso de instalación de las rotativas se realizó entre 1925 y 1926, y ABC imprimió numerosos dominicales con huecograbado aplicado a fotografías y pinturas; ver IGLESIAS, Francisco, ibíd., pp. 211-212. A pesar de la tradición gráfica a color de Prensa Española, como hemos dicho, ABC fue uno de los últimos periódicos impresos españoles que utilizó el color en sus portadas. La importancia de las artes gráficas en ABC se ha manifestado recientemente en la fundación del Museo de ABC de Dibujo e Ilustración en 2010 en Madrid, sito en la calle Amaniel, en el barrio de Conde Duque, muy próximo a la Hemeroteca Municipal de Madrid, ver http://museo.abc.es

23 En 2005, en la tesitura del difícil acercamiento a los jóvenes y la competencia con otros medios, aún se mantenía la creencia generalizada entre los profesionales de la información de que el uso del color sensacionaliza la información y categoriza los tipos de prensa. Mientras que pocos periódicos en España, como El Periódico de Catalunya, habían adoptado en sus tiradas el « todo color », por ejemplo, el director de arte de El País, en 2005, aún se mostraba muy reticente al color y afirmaba que un diario a color era menos creíble, menos serio y de menor calidad informativa. Por el contrario, Jesús Aycart, el director de arte de ABC apostaba por una próxima desmitificación de esa relación evocando a The Times y The Independent, que salían en formatos tabloide y sábana simultáneamente. Según la seriedad del periódico se valoraba por su contenido y sus formas moderadas. Ver del OLMO BARBERO, Jesús: « La gestión del color en los diarios españoles de difusión nacional. Hablan los directores de arte de "El País", "El Mundo", "Abc", "La Vanguardia" y "El Periódico de Catalunya" », in Revista Latina de Comunicación Social, La Laguna, Tenerife, año 8º, n° 59 (enero-junio 2005). Disponible en http://www.ull.es/publicaciones/latina/200512delolmo.pdf

24 Sobre cómo el mensaje y su contextualización en la estructura de la información en los medios periodísticos intentan educar a los ciudadanos en los valores que se desean preservar, y sobre cómo los mensajes son productos de las empresas mediáticas concentradas vertical y horizontalmente, y están determinados por las estructuras de poder y los intereses mercantiles, ver: REIG, Ramón, « Bases teóricas y documentales para el estudio de la Estructura de la Información y el análisis estructural de los mensajes », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 15 (2009), pp. 385-407. Disponible en: http://revistas.ucm.es/index.php/ESMP/article/view/ESMP0909110385A/11709 [12/07/2014].

25 Este es el único cambio de formato (tamaño y mancha) que ha tenido el periódico, ver: http://elpais.com/diario/1999/07/21/sociedad/932508011_850215.html o http://www.elconfidencialdigital.com/medios/ABC-mantendra-estrenara-periodico-maquetacion_0_1174082611.html

26 Otros medios de prensa escrita adoptan las minúsculas para el tratamiento de « rey » o « reina » cuando preceden al nombre o al título. Ver: EL PAÍS: Manual de Estilo de El País, p. 56, apartado 7.8. Disponible en: http://blogs.elpais.com/files/manual-de-estilo-de-el-país.pdf [03/07/2014].

27 Para mayor profundización en el tema sobre el significado de los estilos periodísticos, ver MUÑOZ TORES, Juan Ramón, « Concepciones epistemológicas implícitas en los libros de estilo de El País, El Mundo y ABC », in Zer, n° 9 (2000). Disponible en http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=803983

28 Esta fue la fase más sangrienta de las guerras de Angola. Por ejemplo, en 1961, estalló el Baño de Sangre de Luanda a partir de las huelgas de los trabajadores de la COTONANG (empresa portuguesa del algodón) y su enfrentamiento con los comerciantes colonizadores. A partir de estos episodios, la guerra de Angola pasará a la acción directa y se internacionalizará. Ver los textos del presidente del MPLA, recogidos en: ANDRADE DE, Mario, Liberté pour l’Angola, Paris, François Maspero, 1962, pp. 35-51.

29 ABC Madrid, número del 6 de agosto de 1974, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1974/08/06/001.html [última consulta 10/05/2015].

30 Creemos que el tratamiento de la guerrillera de esta portada tiene que ver con las tendencias del momento en España de las publicaciones gráficas, que se dará en llamar « destape », reflejo de una mayor tolerancia de las autoridades en torno al sexo. Recordemos que estamos en los momentos previos a la introducción del código de censura de la Orden Ministerial de 19 de febrero de 1975, que en su artículo 9 admitiría el desnudo, « siempre que esté exigido por la unidad total del filme, rechazándose cuando se presente como intención de despertar pasiones en el espectador normal o incida en la pornografía ». A pesar de las restricciones, esta cláusula inauguró una corriente, al calor del aperturismo. A partir de estos momentos comienzan a autorizarse imágenes de mujeres con menos ropa de lo habitual. Para esta cuestión, véase: GÓMEZ B. DE CASTRO, Ramiro, « 1975-1988: Del Destape a "Mujeres al borde de un ataque de nervios" », in ÁLVAREZ, Jesús Timoteo, Historia de los medios de comunicación en España. Periodismo, imagen y publicidad (1900-1990), op. cit., pp. 464-465.

31 OLIVEIRA MARQUES DE, A. H., Histoire du Portugal et de son empire colonial, Paris, Karthala, 1998, pp. 499-579.

32 Sobre las particularidades del nacionalismo lusófono en África, ver: CAHEN, Michel, « Anticolonialism & Nationalism. Deconstructing synonymy, investigating historical processes. Notes on the heterogeneity of former African colonial Portuguese areas », in The Politics of Nations and Nationalism in Lusophone Africa Conference Abstracts, 2007. Disponible en: http://orenga.politics.ox.ac.uk/materials/Lusophone_Africa/Materials/Panel_1-1_MC.pdf [09/07/2014].

33 ABC Madrid, número del 5 de enero de 1984, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1984/01/05/001.html [última consulta 10/05/2015].

34 LETKIEWICZ, Ewa: « Silhouette – the 18th – Century Silhouette Portrait and Its Origins », in Annales UMCS, Artes. Volume 8, Issue 1 (May 2011), pp. 9-19.

35 El petróleo del enclave de Cabinda fue una de las dificultades de la pacificación de Angola, ya que tras la independencia el control autoritario de los recursos petrolíferos malogró el proceso de paz y condicionó la tutela de la reconstrucción del país por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial; optando los rebeldes por intensificar la explotación de diamantes del interior. Ver: PÉCLARD, Didier, « Les chemins de la "reconversion autoritaire" en Angola », in Politique Africaine, n° 110 (Juin 2008), pp. 5-20. Disponible en http://www.politique-africaine.com/numeros/pdf/110005.pdf [09/07/2010].

36 Para una visión general de la construcción de la república imperial de los EE.UU., el reparto del poder de la Guerra Fría, la difusión mediática del imperialismo americano y el antiamericanismo, ver VV.AA., « L’Empire américain: Du Big Stick au Soft Power », in Les Collections de l’histoire, n° 56 (Août 2012).

37 ABC Madrid, número del 9 de agosto de 1988, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1988/08/09/001.html [última consulta 10/05/2015].

38 Ibíd., número del 30 de abril de 2015, Portada. Disponible en http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1989/04/30/001.html [última consulta 10/05/2015].

39 Sobre la política iberoamericana de los gobiernos socialistas de Felipe González (1982-1996), Ver: ARENAL DEL, Celestino, Política exterior de España y relaciones con América Latina. Iberoamericanidad, europeización y atlantismo en la política exterior española, Madrid, Fundación Carolina, 2011, pp. 233-264. Disponible en: https://www.academia.edu/885876/Politica_exterior_de_Espana_y_relaciones_con_America_Latina._Iberoamericanidad_europeizacion_y_atlantismo_en_la_politica_exterior_espanola [09/07/2014].

40 Las tres facciones separatistas principales que lucharon contra los portugueses y entre sí mismas durante los años 1960, 1970 y 1980 fueron la MPLA (Movimiento para la Liberación de Angola), el FLNA (Frente de Liberación Nacional de Angola) y UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola). Ver el capítulo VIII « Les partis politiques face à l’insurrection populaire », in SOUZA CLINGTON DE, Mario, Angola libre ?, Paris, Gallimard, 1975, pp. 217-233.

41 Sobre objetividad periodística en cuestiones bélicas, ver: DARIO RESTREPO (Javier), HERRÁN, (María Teresa), MARTÍN-BARBERO (Jesús), REY (Germán), « Guerra y medios de comunicación », in Revista de estudios sociales, n° 16 (2003), pp. 117-119. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2349563 [13/07/2014].

42 Ninguna mención a Angola en sus primeras elecciones legislativas desde hacía 16 años, celebradas el mes siguiente, en septiembre de 2008; en las cuales el partido en el poder, la MPLA (liderada por Dos Santos) obtuvo una victoria del 81%. Tampoco al control absoluto de los recursos por el Gobierno de ese país, ni a las tensiones y negociaciones con el FMI y el Banco Mundial respecto a la falta de transparencia por sus ingresos del petróleo. Ver: CORKIN, Lucy, « Las actuales perspectivas económicas de la Angola actual: ¿la maldición o la bendición del petróleo? », in ARI 4 (2009), en Real Instituto Elcano, disponible en http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/africa+subsahariana/ari4-2009 [03/07/2014].

43 En los primeros años de la década de 1960, aún el régimen de Franco se mantenía en una actitud militarista, aunque también podríamos decir que ésta era una actitud global, ya que la crisis de los misiles de Cuba tuvo lugar en 1962. En dicho contexto internacional, el régimen militarista español encontraba respaldos justificadores de sus líneas ideológicas, como vemos en las portadas de 1961 y 1962. Es significativo que en 1962 el Instituto de Estudios Políticos publicase una gran de contenido transversal sobre guerra y conflictos internacionales, con temas centrales como la Segunda Guerra Mundial, el nuevo orden económico entre los dos bloques, los problemas del desarrollo económico, el poder, la guerra psicológica, la estrategia revolucionaria, los ejércitos supranacionales, los problemas del desarme, la energía atómica en la guerra y en la paz, el ultramar portugués en la presente crisis de Occidente, las nuevas armas, etc. Esta obra surge de un curso o congreso y tanto el escrito inicial como la sesión de clausura fueron dadas por Manuel Fraga Iribarne, precisamente el factor de la posterior Ley Fraga de 1966, que revocaba la anterior ley de prensa de 1938. En las diferentes ponencias participaron ilustres personalidades de la tecnocracia franquista: Carl Schmitt, Emilio Garrigues y Díaz-Cabañate, Emilio de Figueroa Martínez, Antonio de Luna García, Francisco Sintes Obrador, Luis Carrero Blanco, etc., ver FRAGA IRIBARNE, Manuel (et al.), Las relaciones internacionales en la era de la guerra fría, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, [1962].

44 Sobre el aperturismo del régimen de Franco respecto a la prensa a partir de la Ley Fraga de 1966, ver: RUIZ ROMERO, Manuel, « Censura y consignas en la prensa franquista. Algunos ejemplos de dirigismo informativo », in Ámbitos, n° especial 9-10 (2º Semestre 2002-Año 2003), pp. 507-529. Disponible en http://grupo.us.es/grehcco/ambitos09-10/romero.pdf [09/07/2014].

45 Sobre la autodeterminación frustrada del pueblo saharaui y el proceso inacabado de su descolonización, ver: MONTERO CARMONA, Antonio José, « La política de derechos humanos de Marruecos en el Sahara Occidental. Consecuencias sobre el activismo saharaui », en web Sahara Libre 2008, 28 pp. Disponible en http://www.saharalibre.es/docs/antoniocarmona/ddhhsahara.pdf [09/07/2014].

46 LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y la Marcha Verde, op. cit., pp. 226-268.

47 ABC Madrid, número del 10 de junio de 1975, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1975/06/10/001.html [última consulta 10/05/2015].

48 En cuanto a la Marcha Verde marroquí sobre el Sahara y otras dificultades como las del caso Ceuta y Melilla de las relaciones España-Marruecos, declarados aliados de Norteamericana, ver: CASTILLO ARENAS, Francisco, « Perspectiva histórica de la alianza militar con Estados Unidos respecto a Marruecos (1953-2008) », in Isagogé, n° 5 (2008), pp. 17-20. Disponible en http://isagoge.atspace.com/documentos/Archivo_isagoge5/PERSPECTIVA_HISTORICA_DE_LA_ALIANZA_MILITAR_CON_ESTADOS_UNIDOS_RESPECTO_A_MARRUECOS_%281953_2008%29.pdf [09/07/2014].

49 Sobre mujeres activistas marroquíes y saharauis, ver: HUGUET, Montserrat, « Activismo y mujeres en los procesos de descolonización. Marruecos y el Sahara Occidental (1975) », Intervención/Ponencia en el Seminario de Expertos: « Las relaciones de España con Guinea Ecuatorial y Sahara Occidental ». Coordinado por Beatriz FRIEYRO DE LARA y José Luis RODRÍGUEZ JIMÉNEZ. Celebrado en Granada, 7 y 8 de noviembre de 2013. Disponible en http://e-archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/17626/activismo_huguet_2013_pp.pdf?sequence=1 [09/07/2014].

50 ABC Madrid, número del 14 de enero de 1976, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1976/01/14/001.html [última consulta 10/05/2015].

51 Sobre los intereses de Francia y España en el Magreb, el papel de la ONU, el papel del diario francés Le Monde y su influencia en el diario español ABC, ver: PÉREZ GARCÍA, Guadalupe, « El diario Le Monde y la intervención francesa en el Sahara Occidental », in Ámbitos, n° 15 (Año 2006), pp. 435-448. Disponible en: http://grupo.us.es/grehcco/ambitos%2015/15guadalupe.pdf [10/07/2014].

52 En el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados, Comisión de Exteriores, marzo de 1978, números 30 a 33, se detallan los nombres y cargos llamados a declarar. Luis Rodríguez de Viguri (Secretario General del Sahara), Federico Gómez de Salazar (gobernador general), Eduardo Blanco Rodríguez (director general de Promoción del Sáhara), Jaime de Piniés y Rubio (embajador en la ONU), Adolfo Martín-Gamero González-Posada (embajador en Rabat), José Mª de Areilza y Martínez-Rodas (ministro de Exteriores del primer Gobierno de la Monarquía), Alfonso Ávarez de Miranda ministro de Industria, Antonio Carro Martínez ministro de Presidencia, Pedro Cortina Mauri (ministro de Exteriores) y José Solís Ruiz (ministro Secretario del Movimiento). Estos declarantes justificaron el abandono del Sahara aludiendo a que una defensa armada frente a Marruecos hubiera podido ser un « nuevo Vietnam ». Para su opinión, la alternativa había quedado reducida a retirada o beligerancia, aduciendo también al desastre que la guerra de Angola había acarreado a Portugal. También se eximieron de sus responsabilidades alegando que sólo se transmitieron las administrativas, pero ninguna soberanía ya que España tampoco la tenía, y que los marroquíes ocuparon las plazas que el ejército español iba abandonando. Para profundizar en esta cuestión y en el punto de vista marroquí, ver: LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y la Marcha Verde, óp. cit., pp. 198 y ss.

53 CANALES CIUDAD, Daniel, « El relato canónico de la Transición. El uso del pasado como guía para el presente », in El Futuro del Pasado, n° 4 (2013), pp. 513-532. Disponible en http://www.elfuturodelpasado.com/ojs/index.php/FdP/article/view/161/152 [11/07/2014].

54 Para mayor profundización sobre el Acuerdo Tripartito y sus consecuencias respecto a Marruecos y Mauritania hasta 1992, y el asentamiento de saharauis en la región argelina de Tinduf tras el éxodo masivo causado con dicho acuerdo, ver: GAUDIO, Attilio, Les Populations du Sahara occidental, Paris, Éditions Karthala, 1993, pp. 55-72 y 303-326.

55 Esta rotundidad en la confirmación de la autoría saharaui de los crímenes de los pesqueros puede ser puesta en duda por varias razones, aunque la ausencia de reconocimiento de la autoría de este atentado y la falta de un esclarecimiento posterior de los hechos nos lleva a advertir que las hipótesis que exponemos a continuación las hacemos con un carácter meramente especulativo: a) El estado de shock de los supervivientes, quienes apenas transcurridos 15 días desde la tragedia, habrían reconocido a los autores en una serie de fotografías de la policía de las Islas Canarias, cuando aún en este momento los marcos de actuación policial seguían funcionando con parámetros del franquismo, por inercia y por ser un momento anterior al referéndum constitucional en España, por lo que las instituciones aún seguían funcionando con la dinámica y normativas anteriores; b) los supuestos autores del crimen resultaron ser activistas saharauis residentes en España, hecho que favorecía la neutralización de estos activistas en nuestro país; c) el modus operandi habitual del Frente Polisario, de liberación de prisioneros y baja carga contra la población civil española; d) mientras el Frente Polisario no tenía intereses marítimos en ese momento, Marruecos sí los tenía, y tras la fase de Protectorado pero sobre todo desde 1973, había adoptando una política cada vez más intransigente con respecto a la pesca y fondeo españoles. Para mayor profundización sobre los acuerdos y litigios de pesca entre España y Marruecos, ver: HOLGADO MOLINA (María del Mar), OSTOS REY (Mª del Sol), « Los acuerdos de pesca marítima entre España y Marruecos: evolución histórica y perspectivas », in Estudios Agrosociales y Pesqueros, n° 195 (2002), pp. 189-214. Disponible en http://ageconsearch.umn.edu/bitstream/165642/2/pdf_reeap-r194_09.pdf [09/07/2014].

56 Respecto al tema de los pesqueros, en el día en que se revisa este trabajo para su entrega, 28 de julio de 2014, ha aparecido un artículo de opinión en Internet que trae a la actualidad la supuesta autoría del Frente Polisario de los crímenes de los pesqueros españoles relacionándolo con la radicalización actual de las acciones del Frente Polisario, con un salto temporal de cuarenta años, y acusa a la ONU de lucrarse con el conflicto del Sahara y difundir falsedades durante cuatro décadas. Si bien este artículo de opinión está firmado por un personaje de dudosa credibilidad periodística aunque su trabajo es difundido copiosamente en medios de comunicación digitales, creemos es interesante citarlo, al menos como observación de las reverberaciones que puede tener la información periodística independientemente de si es una información contrastada y a pesar del mucho tiempo transcurrido. Ver: AGÜERO WAGNER, Luis, « Atrocidades del Frente Polisario en el Sahara Occidental », in Diario Siglo XXI, (28 julio 2014). Disponible en: http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/181934/atrocidades-del-frente-polisario-en-el-sahara-occidental#.U9ZLY0hPlrg [28/07/2014].

57 ABC Madrid, número del 17 de agosto de 1979, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/08/17/001.html [última consulta 10/05/2015].

58 Ibíd., número del 19 de agosto de 1979, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/08/19/001.html [última consulta 10/05/2015].

59 La crítica situación de Franco y su régimen a partir de 1974 y la desestabilización portuguesa a raíz de su guerra colonial, favorecieron las presiones internacionales de Marruecos, que hizo todo lo posible por « bilateralizar » el conflicto con España, significando un fracaso en la política exterior del franquismo de aproximación hispanoárabe. En la descolonización del Sahara tuvieron parte las extensas ramificaciones del conflicto a varios niveles: el de Naciones Unidas, favorable a las descolonizaciones y relacionado con el juego de los No Alineados; la rivalidad entre Marruecos y Argelia, que se vio transferida a la Organización de la Unidad Africana (OUA), con un bloque de inclinado hacia Marruecos (Mauritania, Túnez, Jordania, Arabia Saudí, Senegal, Zaire) y otro hacia Argelia (Libia, Siria, Guinea, Mozambique, Nigeria, etc.). Marruecos jugó su baza de la solidaridad frente al África subsahariana, ya que estos africanos necesitaban apoyo árabe de cara a algunos conflictos, y los árabes el apoyo de aquellos para sus problemas en Oriente Medio. Hassan II trasladó en aquellos momentos su dependencia exterior desde Francia a EE.UU, y a cambio abrió Marruecos a cualquier necesidad geoestratégica o económica norteamericana, ofreciéndose como su peón para actuar en el Mediterráneo. Hassan solicitaba continuamente el apoyo de los Estados Unidos esgrimiendo el argumento de que el desembarco de los soviéticos en Argelia era un paso más de la « angolización » de África; ver LEMUS, Encarnación, Estados Unidos y la Transición española. Entre la Revolución de los Claveles y la Marcha Verde, op. cit., pp. 201-203.

60 ABC Madrid, número del 21 de agosto de 1979, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/08/21/001.html [última consulta 10/05/2015].

61 Ibíd., número del 22 de agosto de 1979, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/08/21/001.html [última consulta 10/05/2015].

62 Ibíd., número del 7 de noviembre de 1994, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1994/11/07/001.html [última consulta 10/05/2015].

63 Para una profundización sobre los problemas que plantean estas ciudades fronterizas tanto en las relaciones de España con Marruecos, como con el resto de África y Europa, ver: FERRER GALLARDO, Xavier, « Acrobacias fronterizas en Ceuta y Melilla. Explorando la gestión de los perímetros terrestres de la Unión Europea en el continente africano », in Doc. Anàl. Geogr., 51 (2008), pp. 129-149. Disponible en http://ddd.uab.cat/pub/dag/02121573n51p129.pdf [11/07/2014]; y GONZÁLEZ ENRÍQUEZ, Carmen: « Los frenos al pluralismo cultural en territorios de soberanía discutida: Los casos de Ceuta y Melilla », in Revista de Estudios Políticos (nueva época), n° 140 (abril-junio 2008), Madrid, pp. 135-161. Disponible en http://bddoc.csic.es:8085/detalles.html;jsessionid=F7FE2F641EDF1C6957F19010757DAE86?id=569417&bd=ISOC&tabla=docu [11/07/2014].

64 Sobre interpretación de la información recibida, umbrales de carga cognitiva, la realización de meta-esquemas mentales, recodificación de ideas y las actividades asociativas y proyectivas del cerebro y la incubación de ideas, ver: ALADRO VICO, Eva, « Umbrales, analogía e incubación en el tratamiento de la información », in CIC (Cuadernos de Información y Comunicación), n° 10 (2005), pp. 183-195. Disponible en http://revistas.ucm.es/index.php/CIYC/article/view/CIYC0505110183A/7297 [13/07/2014].

65 Para mayor profundización en el asunto de la participación de España en la guerra de Irak y su justificación en el Informe Solana, la postura del Gobierno Blair de Gran Bretaña en el conflicto y las correspondencias entre los intereses económicos de las grandes petroleras y empresas armamentísticas de EE.UU. y la Patriot Act derivada de los atentados del 11-S a las Torres Gemelas de New York, ver: GARCÍA REGUEIRO (José Antonio), BERNÁRDEZ CABELLO (Olaf), CONDE PÉREZ, (Elena) (dirs.), El Papel de España en la guerra de Irak, Fundación Alternativas. Centro de pensamiento, ideas y propuestas progresistas para el cambio político, económico, social y cultural de la sociedad, marzo 2004. Disponible en http://www.falternativas.org/la-fundacion/documentos/libros-e-informes/el-papel-de-espana-en-la-guerra-de-irak. Para la parte de España pp. 54 y ss.

66 De la resonancia de la guerra de Irak como hito para los estudios de la propaganda podemos citar: MILLER, David, Tell me lies: propaganda and media distortion in the attack on Iraq, London, Pluto, 2004; o en la historiografía española sobre comunicación: PIZARROSO QUINTERO, Alejandro, Nuevas guerras, vieja propaganda: (de Vietnam a Irak), Madrid, Editorial Cátedra, 2005; o del mismo autor: « Aspectos de propaganda de guerra en los conflictos armados más recientes », pp. 49-65, in Redes.Com, Revista de Estudios para el Desarrollo Social de la Comunicación, n° 5 (2009), disponible en http://revista-redes.hospedagemdesites.ws/index.php/revista-redes/article/view/152. Respecto al caso de la propaganda negra para las guerras iraquíes, huelga recordar que la guerra del Golfo de 1991 también marcó otro hito propagandístico para la historia de la comunicación con el falso caso de las incubadoras de Kuwait y otros montajes, etc. Otro caso paradigmático y controvertido en relación a Irak y los medios de comunicación internacionales fue la grabación y retransmisión de la ejecución en la horca de Sadam Hussein en diciembre de 2006, cuyas diferentes interpretaciones para los medios árabes u occidentales han sido analizadas en AL ALI, Ghayda, « Hero or terrorist? A comparative analysis of Arabic and Western media depictions of the execution of Saddam », in Discourse & Communication, 5 (4), november 2011, pp. 301-335. También tenemos una comparativa del tratamiento de los diarios españoles, ABC, El País y El Mundo a las imágenes de los asesinatos de Sadam Hussein, Obama, Bin Laden y Muamar Gadafi en POUSO TORRES, Esperanza, « Límites de la libertad de expresión en el respeto a la intimidad: estudios de caso en el tratamiento de imágenes », in Estudios sobre el Mensaje Periodístico, Vol. 18 Núm. especial noviembre 2012, pp. 721-728. Y para otro caso de tratamiento de las informaciones relacionadas con los conflictos, derivado de la radicalización del Islam a principios del siglo XXI, ver DÍAZ CERVERÓ, Elba, « La muerte de Osama Bin Laden en las portadas de la prensa española: análisis de la cobertura en primera de ABC, El Mundo, El País y Público », in El Argonauta Español, n° 8 (2011). Disponible en http://argonauta.revues.org/234

67 Tal vez en la visión conservadora haya quedado el Sahara ligado al conflicto vasco por el interés de Euskadi Tas Askatasuna (ETA), por el Sahara con intenciones de identificación de este caso con el del independentismo vasco, editando un libro bilingüe en español y euskera, donde se explican la historia y acciones de la RASD (República Árabe Saharawi Democrática, creada por el Frente Polisario tras el abandono). Ver: EUSKADI TA ASKATASUNA, El Pueblo Saharawi, su territorio, su historia y su lucha de liberación nacional desde la época Pre-colonial hasta la República árabe Saharawi Democrática, s. l., s. ed., MCMLXXXVIII, 1988, pp. 31-51.

68 Para más información sobre el caso Haidar y sus consecuencias de crisis internacional, que llevó a varios estados miembros de la Unión Europea a enviar una delegación de segundo nivel a la IX reunión anual del Consejo de Asociación UE-Marruecos a finales de 2009 en Bruselas, y desencadenó una reacción de escepticismo sobre el Estatuto Avanzado de Marruecos sobre el Sahara, ver la obra ya citada: REMIRO BROTÓNS, Antonio (dir.), MARTÍNEZ CAPDEVILA, Carmen (coord.), Unión Europea-Marruecos: ¿Una vecindad privilegiada?, op. cit., pp. 1, 3, 298, 302-304, 308, 362-363 y 386.

69 ABC Madrid, número del 9 de diciembre de 2009, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2009/12/09/001.html [última consulta 10/05/205].

70 Ibíd., número del 10 de diciembre de 2009, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2009/12/10/001.html [última consulta 10/05/2015].

71 Ibíd., número del 17 de diciembre de 2009, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2009/12/17/001.html [última consulta 10/05/2015].

72 Ibíd., número del 9 de noviembre de 2010, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2010/11/09/001.html [última consulta 10/05/2015].

73 Ibíd., número del 16 de noviembre de 2010, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2010/11/16/001.html

74 Para profundizar en las relaciones actuales entre España y Marruecos, ver: GARCÍA HERNANDO, José Luis, « La redefinición geostratégica euroatlántica a comienzos del siglo XXI en el Mediterráneo Sur: España y Marruecos », in Investigaciones Históricas 28 (2008), Universidad de Valladolid, pp. 217-240. Disponible en http://bddoc.csic.es:8085/detalles.html;jsessionid=F7FE2F641EDF1C6957F19010757DAE86?id=573591&bd=ISOC&tabla=docu [11/07/2014].

75 ABC Madrid, número del 28 de noviembre de 2010, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2010/11/28/001.html [última consulta 10/05/2015].

76 Ibíd., número del 24 de octubre de 2011, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2011/10/24/001.html [última consulta 10/05/2015].

77 Sobre la transnacionalización del movimiento saharaui en los últimos tiempos, ver: SZENTE-VARGA, Mónica, « Una fuerza transnacional: Los saharauis en España », in HAO (Revista de Historia Actual On-line), n° 29 (Otoño, 2012), pp. 117-124. Disponible en http://www.historia-actual.org/Publicaciones/index.php/haol/article/view/771/624 [11/07/2014].

78 ABC Madrid, número del 24 de octubre de 2011, Portada. Disponible en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2011/10/24/001.html [última consulta 10/05/2015].

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Deborah González Jurado, « Las guerras nuestras y las otras. Tratamiento de los conflictos bélicos de Angola y el Sahara en las portadas de ABC Madrid (enero 1960- julio 2014) », El Argonauta español [En ligne], 12 | 2015, mis en ligne le 30 janvier 2015, consulté le 25 avril 2017. URL : http://argonauta.revues.org/2159 ; DOI : 10.4000/argonauta.2159

Haut de page

Auteur

Deborah González Jurado

Universidad de Málaga

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
El Argonauta español est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International

Haut de page
  • Logo TELEMME - Temps, Espaces, Langages, Europe Méridionale - Méditerranée
  • Logo Université d’Aix-Marseille
  • Logo Centre national de la recherche scientifique
  • Revues.org