Navigation – Plan du site
Livraison janvier : La presse espagnole et la Guerre civile. Entre rupture et propagande (1936-1939)

De la amenaza a la resistencia. Una evolución en las imágenes de la prensa barcelonesa

Josep Pinyol Vidal

Résumés

La presse barcelonaise compromise avec le catalanisme et la défense de la République, fut le support de la production graphique de dessinateurs d’une grande qualité artistique. Avel.lí Artís, «Tísner», Josep Alloza ou Josep Altimira «Oxymel» signèrent des illustrations qui tout au long des années trente reflétèrent l’évolution du conflit. Le sentiment d’une République menacée se mêlait avec l’enthousiasme et l’espoir générés par la nouvelle conjoncture. Plus tard, la rébellion militaire déboucha en conflit armé et on passa à une rhétorique belligérante et de combat qui ridiculisait l’ennemi avec les ressorts classiques de la caricature. L’iconographie employée par ces dessinateurs peupla les pages de ces périodiques de monstres cruels et de personnages grotesques qui représentaient autant le général Franco que tout ce que l’on associait avec le fascisme. Le dénouement final et la postérieure défaite des républicains fut en partie ignoré à cause, sans doute, du contrôle auquel ces publications furent soumises. La disparition prématurée de presque tous les titres qui forment notre hémérographie, nous empêche d’avoir une vision iconographique multiple et contrastée de la fin de la guerre vue par les vaincus.

Haut de page

Texte intégral

1La convulsa década de los años treinta se debatió entre la esperanza, la exaltación y finalmente la conmoción de un largo y trágico conflicto que, más allá de la beligerancia, dejó una sociedad dividida entre vencedores y vencidos. La prensa, en su calidad de tribuna de la actualidad y portavoz de las principales tendencias ideológicas, es un soporte indispensable para el historiador moderno. La producción gráfica contenida en las publicaciones es tanto un complemento como una fuente de información de los hechos y a la vez representa un soporte estético en el que se refleja la evolución de estilos y de gustos. A partir de las ilustraciones contenidas en ciertas publicaciones barcelonesas de sensibilidad catalanista y republicana asistimos a un progresivo cambio iconográfico y retórico durante las tres fases que constituyeron la amenaza, el conflicto y el desenlace de la guerra civil española.

2Euforia y entusiasmo fueron probablemente las principales emociones transmitidas por la prensa republicana barcelonesa a partir de la proclamación de la Segunda República. Títulos como L’Esquella de la Torratxa, La Campana de Gràcia, El Be Negre o Mirador, entre otras publicaciones, aparecían en un contexto determinado como era el de una ciudad, Barcelona, y una sociedad, la catalana, marcadas políticamente por un republicanismo tradicional que desde el siglo XIX integraba de manera fundamental las reivindicaciones autonomistas para Cataluña. Conscientes de la subjetividad que esto supone, hemos centrado esencial y voluntariamente nuestro muestrario en la producción gráfica de estas publicaciones representativas de una línea editorial catalanista y republicana que combatieron con su ácida ironía el auge del fascismo en España y en Europa. Así pues, tanto el contenido retórico de los artículos como el contenido iconográfico de las ilustraciones a las que aludimos se oponen abiertamente a las tendencias totalitarias básicamente encarnadas por el fascismo así como al modelo de sociedad propuesto por los sectores más conservadores del arco político español. Bajo estos condicionantes ideológicos, los dibujantes de prensa catalanes, popularmente denominados ninotaires se referían e interpretaban los hechos puntuales acaecidos en el transcurso de las últimas horas que llegaban a las redacciones de los periódicos y revistas en las que colaboraban. El dibujo de actualidad y la caricatura, apoyándose en símbolos, alegorías y atributos, forma un código iconográfico que aporta una lectura subjetiva de la realidad. Los acontecimientos y las personas que conforman la actualidad pueden ser desdramatizados por medio de la caricatura o sublimados mediante la adopción de una estética militante y combativa.

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3251 (14-11-1933)

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3251 (14-11-1933)

Bosch L’Esquella de la Torratxa, n°2834 (17-10-1933)

Bosch L’Esquella de la Torratxa, n°2834 (17-10-1933)
  • 1 Almanach de L'Esquella de la Torratxa, enero de 1932
  • 2 Dibujo de Lluís Elias «Anem». La Campana de Gràcia, n° 3226 (16-05-1931).
  • 3 Circular del 28-01-1933 publicada en El Noticiero Universal y reproducida parcialmente en La Rambla(...)
  • 4 La Campana de Gràcia, n° 3270 (26-03-1932).

3A partir de la proclamación de la Segunda República en abril de 1931, los dibujos de prensa reflejan un clima de fervor y de triunfalismo transmitido en el contenido de las publicaciones. Las representaciones alegóricas de la República se apoyan en la tradicional iconografía en la que esta entidad abstracta se representa como un personaje femenino vestido con la túnica clásica y el gorro frigio. Estas alegorías fueron muy abundantes y permitían al dibujante adaptar la escena a cualquier situación pudiendo adoptar múltiples apariencias como la de una República alegre y festiva o majestuosa y enaltecida. La exaltación del nuevo régimen republicano contrasta con el trato cáustico y la crítica mordaz que se reserva a la institución monárquica derrocada. Durante este período la sátira se ensaña con el rey Alfonso XIII al que, por ejemplo, se representa en un cementerio con una corona de flores colgada al cuello1 o como un querubín desnudo que adorna una feroz caricatura del cardenal Segura2 ya que dicho cardenal se había distinguido por sus polémicas declaraciones antirrepublicanas. El enfrentamiento entre la República y la oligarquía eclesiástica durante el bienio progresista fue recurrente como así lo demuestra las declaraciones del obispo de Barcelona, doctor Irurita, que afirmó abiertamente que «… no estamos dispuestos a acatar las leyes o disposiciones que puedan salir contrarias a los derechos de Dios y de la Iglesia…»3 . La caricatura anticlerical, muy presente en la prensa barcelonesa ya desde finales del siglo XIX, se había convertido en uno de los principales temas abordados por La Campana de Gràcia desde su creación en 1870. En los años treinta, una nueva generación de dibujantes como Niu, Roqueta o Gaston-Ry, habían tomado el relevo de Josep Costa, «Picarol» o Joan Llopart firmando virulentas caricaturas anticlericales. Un ejemplo representativo podría ser el dibujo en el que René Rostagny, «Gaston-Ry», utiliza la tradicional iconografía de Sant Jordi 4 matando a un dragón para convertir al santo en un militante republicano que clava su lanza en el vientre de un cura.

  • 5 SANTOLÀRIA, Francesc, El Banquet de la Victòria i els fets de Cu-Cut! : Cent anys de l'esclat catal (...)

4El estamento militar había sido también una fuente inagotable de ironía crítica y sátira mordaz para una prensa catalana que a menudo, y cuando la censura no se lo impedía, ridiculizaba dicha institución. Desde finales del siglo XIX, y muy especialmente a partir de lo que muchos historiadores han denominado el «desastre de 1898», el ejército fue un blanco para los sarcasmos de los ninotaires catalanes. Conservadurismo, ignorancia e ineficacia eran los principales defectos imputados a la cúpula militar. Recordemos la célebre caricatura de Joan Junceda publicada en la revista catalanista conservadora Cu-Cut! titulada «El Banquet de la Victòria» que originó la reacción de los militares que saquearon y quemaron las redacciones de esta revista y la del diario La Veu de Catalunya en 1905 5 .

Niu La Campana de Gràcia, n°3335 (23-06-1933)

Niu La Campana de Gràcia, n°3335 (23-06-1933)

Lluís Elias, Anem La Campana de Gràcia, n°3226 (16-05-1931)

Lluís Elias, Anem La Campana de Gràcia, n°3226 (16-05-1931)

Avel.lí Artís, Tísner L’Esquella de la Torratxa, n°2977 (21-08-1936)

Avel.lí Artís, Tísner L’Esquella de la Torratxa, n°2977 (21-08-1936)

Joan Junceda. Caricatura conocida como «El Banquet de la Victòria». Cu-Cut!, n°204 (23-11-1905)

Joan Junceda. Caricatura conocida como «El Banquet de la Victòria». Cu-Cut!, n°204 (23-11-1905)
  • 6 El Be Negre, n° 61 (16-08-1932).

5Las suspensiones y multas por «escarnio al uniforme del ejército» fueron numerosas y se aplicaron con más o menos rigor según la coyuntura política y la eventual permisividad de la censura. Sin embargo, debemos constatar la práctica ausencia de caricaturas hacia el estamento militar durante los dos primeros años de la República. Solo muy esporádicamente aparece algún uniforme mezclado a personajes paradigmáticos del conservadurismo como los clérigos y la alta burguesía. Así pues, en los periódicos que forman nuestra hemerografía las caricaturas de altos mandos y generales son muy escasas. Una excepción fue la del general Sanjurjo cuya insurrección fallida en 1932 le valió un trato especial por parte de caricaturistas como Avel.lí Artís, «Tísner» que en El Be Negre 6 lo representó encadenado ante unos campesinos que pedían para él la pena de muerte.

  • 7 La Campana de Gràcia, n° 3312 (14-01-1933).

6Para esta prensa republicana y catalanista comprometida con las aspiraciones de una clase media urbana y progresista, los enemigos del sistema democrático eran los extremismos. Josep Robert, reflejó en La Campana de Gràcia7 lo que ya se presentía como una peligrosa amenaza contra el sistema republicano en una ilustración el la que el personaje alegórico de la República sirve de blanco a pistoleros monárquicos y anarquistas. Estas publicaciones denunciaban tanto los constantes y desesperados intentos revolucionarios de los militantes anarquistas como la ideología de los sectores considerados como tradicionalistas e inmovilistas que humorísticamente se calificaban como «cavernícolas». El Be Negre y La Campana de Gràcia, compartían una iconografía común del anarquista encarnado en un hombre bruto, primario y peleón. Valentí Castanys utilizó frecuentemente en sus dibujos la imagen del esbirro arrogante que encarnaba al militante estereotipado de la F.A.I. El Be Negre hablaba frecuentemente en sus crónicas de las oscuras y poco ortodoxas actuaciones del «Gangster Club», sobrenombre con el que se refería a dicha organización.

  • 8 ORELLANA TORRES, Jaume, « Hitler », in La Campana de Gràcia, n° 3326 (22-04-1933).
  • 9 La Campana de Gràcia, n° 3180 (7-06-1930).
  • 10 Josep Costa, « Picarol », firmó una serie de caricaturas que ridiculizaban al ejército alemán publi (...)

7En 1933 se producen dos hechos casi simultáneos: La llegada al poder de Adolf Hitler en Alemania y la grave crisis política que acabará con el gobierno de Manuel Azaña y que significará un importante giro político en el gobierno de la España republicana. Adolf Hitler y Benito Mussolini fueron representados en caricaturas corrosivas que escenificaban la brutalidad del fascismo que amenazaba a todo el continente. La caricatura que estéticamente se apoya en la exageración tanto de las personas como de las situaciones, representó a ambos personajes atribuyéndoles dos papeles distintos. Hitler era representado como un hombre ridículo, ávido de poder y despiadado que Jaume Orellana, en La Campana de Gràcia, definía como «…el pintor de puertas y paredes, el demagogo ininteligente, el del pequeño bigote y cerebro más reducido aún…»8 . Sus principales atributos físicos eran, naturalmente, su particular bigote y el flequillo sobre su frente. En cuanto a Mussolini, los caricaturistas acentuaban su calvicie y su mandíbula prominente que lo convertían en un bruto sanguinario. Algunas caricaturas utilizan la iconografía clásica de la loba capitolina romana para parodiar al dictador italiano amamantando a Rómulo y Remo. En una de estas parodias, los dos personajes legendarios se quejan del gusto agrio de la leche que les da Mussolini, encarnado en loba rabiosa9 . La cruz gamada para la Alemania nazi y el haz para el fascismo italiano fueron, evidentemente, los dos símbolos iconográficos mayores con los que se identificaban los totalitarismos en estos dos países. Uno de los grandes ninotaires catalanes, Feliu Elias, «Apa», codificó en la páginas de la revista Mirador la iconografía del Tercer Reich mediante una grotesca alegoría femenina que toma forma en la persona de una especie de valkiria rubia, obesa y miope siendo sus principales atributos la cruz esvástica y sus enormes botas. Recordemos que durante la Primera Guerra Mundial, dibujantes como Josep Costa «Picarol» Y el propio Feliu Elias «Apa» habían adoptado el casco prusiano puntiagudo y las botas de los soldados alemanes como atributos iconográficos que resaltaban la crueldad y la agresividad del ejército alemán10.

  • 11 La Campana de Gràcia, n° 3276 (7-05-1932).
  • 12 L'Esquella de la Torratxa, n° 2977 (21-08-1936).
  • 13 Mirador, n° 387 (13-08-1936).

8En mayo de 1932, René Rostagny, «Gaston-Ry», representó la muerte de un soldado con una gran esvástica que servía de fondo escénico. La leyenda de este dibujo titulado «Aquesta Creu»11 (esta cruz), decía en un alarde de clarividencia : «1914 La Gran Guerra, 1932 Hitler, 19… altra guerra». La amenaza presentida se concretizó en lo que unos llamaron enfáticamente «el alzamiento nacional» y otros calificaron de rebelión militar. Durante la primeras semanas del conflicto, en el verano de 1936, L’Esquella de la Torratxa circunscribe los hechos a una insurrección parcial de los sectores más conservadores del ejército. Más concretamente dicho semanario habla de «militars deslleials» o simplemente de «militarada». El dibujo de portada de Avel.lí Artís, «Tísner», que dicha revista publicó en agosto, nos parece revelador de la concepción que desde el bando republicano podía tenerse del enemigo. En esta ilustración puntuada por el título «sota el signe de la creu»12, curas y militares toman las armas parapetados detrás de una enorme cruz. Por su parte, la revista Mirador utiliza ya desde ese mismo mes de agosto la expresión de «guerra civil» en un artículo en defensa de la República ilustrado por un dibujo de Feliu Elias, «Apa»13, en el que una encarnación masculina de la República acaba de cortar la cabeza de un monstruo sobre el que podemos distinguir una cruz gamada.

Francesc Fontanals,Soka El Be Negre, n°168 (29-08-1934)

Francesc Fontanals,Soka El Be Negre, n°168 (29-08-1934)

Feliu Elias, Apa. Alegoría del Tercer Reich Mirador, n°220 (20-04-1933)

Feliu Elias, Apa. Alegoría del Tercer Reich Mirador, n°220 (20-04-1933)
  • 14 ARTIGAS, Jordi, Caricatures de Franco, Barcelona, Edicions La Campana, 1995, p 12.
  • 15 La Rambla, n° 480 (22-07-1936).
  • 16 TILLIER, Bertrand. En la introducción de: A la Charge! La caricature en France. 1789-2000, Paris, E (...)
  • 17 L'Esquella de la Torratxa, n° 3000 (19-02-1937).
  • 18 L'Esquella de la Torratxa, n° 2995 (25-12-1936).
  • 19 ARTIGAS, Jordi, Caricatures de Franco, Barcelona, Edicions La Campana, 1995, p. 16.

9Jordi Artigas, autor de un remarcable compendio de caricaturas del general Franco, afirma muy justamente que no es hasta el estallido del conflicto que empiezan a aparecer las primeras caricaturas del general Francisco Franco : «…abans del 36 Franco era un més dels generals espanyols (…) no fou fins aquell any que el nom del dictador fou conegut a nivell internacional…»14. De hecho una de sus primeras fotografías publicadas en la prensa barcelonesa es la que se publica en julio de 1936 en el periódico La Rambla, donde el general Franco aparece en medio de otros mandos sublevados bajo el gran titular: «Los traidores»15 . A partir de la sublevación la efigie del general será duramente caricaturizada atribuyéndole frecuentemente una actitud sumisa y servil ante Hitler y Mussolini. La ridiculización del rival o del enemigo constituye una de las componentes retóricas comúnmente utilizadas puesto que a través de este recurso se desdramatiza sustancialmente la amenaza que representa. Bertrand Tillier, en su ensayo sobre la caricatura francesa, habla de la capacidad que posee la caricatura para «déclasser l’objet de la représentation pour l’assujetir au rieur qui proclame ainsi sa supériorité»16 lo cual nos parece ser una justa definición del recurso retórico evocado. Josep Alloza, Jacint Bofarull, Josep Altimira «Oxymel» o Lluís Bagaria, entre otros artistas de prensa, firmaron feroces caricaturas antifranquistas. Alloza representó al general Franco y a Queipo de Llano tirando de una carroza de carnaval en la que iban montados los dictadores alemán e italiano17 . Josep Altamira «Oxymel» dibujó un pesebre fascista en el que Franco adopta el papel de la Virgen María, madre de un bebé cabezón que no es otro que el fascismo18 . Los caricaturistas representaron muy frecuentemente a Franco como un personaje afeminado con rimel el los ojos y colorete en los mofletes. Jacint Bofarull llegó a añadir a la indumentaria del personaje medias, ligueros y zapatos de tacón alto en una caricatura publicada en El Diluvio19 en noviembre de 1936. También, en el último numero publicado de L’Esquella de la Torratxa del 6 de enero de 1939, un dibujo anónimo (tal vez de Josep Alloza) representa con toda malicia al general Franco agachado para que su trasero sirva de base para sustentar a Hitler y Mussolini.

Josep Alloza L’Esquella de la Torratxa, n°3000 (19-02-1937)

Josep Alloza L’Esquella de la Torratxa, n°3000 (19-02-1937)

Josep Altamira, Oxymel L’Esquella de la Torratxa, n°2986 (23-10-1936)

Josep Altamira, Oxymel L’Esquella de la Torratxa, n°2986 (23-10-1936)

10A partir de 1936 van desapareciendo paulatinamente las tradicionales publicaciones satíricas barcelonesas. El Be Negre en 1936 y Papitu en 1937 se suman a La Campana de Gràcia que había dejado de salir en octubre de 1934 ; también la revista de actualidades Mirador con la tradicional caricatura de «Apa» en su primera página, cesa en julio de 1936. Solo L’Esquella de la Torratxa en el registro del humor y La Rambla como revista informativa continúan su singladura editorial hasta 1939. Los periódicos y las revistas fueron incautados y pasaron a formar parte de una larga lista de órganos portavoces de partidos, lo que en ocasiones dio lugar a sorprendentes cambios editoriales. Citemos solo como ejemplo el caso del diario tradicionalista y católico El Correo Catalán editado en lengua castellana que fue incautado por el POUM. La Rambla que pasa a ser editada por las J.S.U. de Catalunya y L’Esquella de la Torratxa, confiscada por el Sindicat de Dibuixants Professionals adscrito a la U.G.T., serán los únicos títulos de nuestra hemerografía en dar testimonio del transcurso de la guerra.

  • 20 L'Esquella de la Torratxa, n° 3095 (30-12-1938).

11Ya en pleno conflicto encontramos una cierta profusión de atributos propios al humor negro tan arraigado en el humor popular. Para las revistas satíricas el número anual que coincidía con la fiesta de Todos los Santos era un ejemplar dedicado casi enteramente al humor negro. Calaveras, esqueletos y ataúdes son atributos de esta forma de humor con la que habitualmente se trataba, ya desde finales del siglo XIX, ciertos hechos dramáticos de la actualidad. Curiosamente a partir de 1935, es decir el año anterior a la guerra, desaparece en L’Esquella de la Torratxa toda alusión a esta tradición y, lógicamente, se continua ignorando durante los años posteriores. Sin embargo, el humor negro hace apariciones puntuales en la revista. Cabe decir que los elementos iconográficos macabros se asocian única y exclusivamente con el enemigo lo que sirve para acentuar su crueldad e indiferencia ante el dolor de sus víctimas. Crueldad como característica moral y fealdad en su aspecto físico fueron recursos utilizados en toda propaganda bélica que denigraba al adversario en lo fundamental. Los caricaturistas barceloneses obedecieron también a esta norma estética representando personajes grotescos y de una fealdad sin límites como en el caso de las representaciones de los aliados del bando franquista, alemanes, italianos y moros. Una de las críticas recurrentes hacia los rebeldes era precisamente la ayuda militar proporcionada por los regímenes fascistas afines y el enrolamiento de tropas norteafricanas con lo cual se acusaba explícitamente al ejército rebelde de ser incapaz de doblegar a la República por sus propios medios. Bajo el título «Espanyolitat», Feliu Elias «Apa» dejó constancia de este estereotipo en una caricatura de L’Esquella de la Torratxa en la que un Franco iracundo con uniforme estrafalario rodeado de sus aliados, afirmaba «El único español que hay aquí soy yo»20 .

  • 21 L'Esquella de la Torratxa, n° 2981 (18-09-1936).

12La estética inspirada en el realismo soviético dejó numerosas muestras en los carteles de propaganda. La prensa no quedó al margen de esta tendencia puesto que desde la proclamación de la República se publicaron un gran número de revistas, periódicos y folletos adscritos a movimientos políticos y sindicales en los que encontramos puntualmente ilustraciones de este estilo. Sin embargo, la producción de dichos dibujos no alcanza la dimensión lograda en los carteles de propaganda. La Campana de Gràcia fue uno de los precursores en la adopción de este género practicado por dibujantes como René Rostagny «Gaston-Ry» o el que firmaba bajo el seudónimo «Espanyol» cuyos dibujos presentan en ocasiones claras influencias del realismo soviético. Es en los periódicos L’Hora y La Rambla que encontramos quizás los mejores y más elaborados ejemplares de estas ilustraciones militantes destacando claramente la obra de Helios Gómez. Este gran dibujante había hecho estancias prolongadas en la Unión Soviética llegando a participar como invitado en el Congreso Internacional de Artistas Proletarios celebrado en Moscú en 1933. Su obra, próxima a la geometría compositiva propia del constructivismo, es uno de los mejores ejemplos de esta estética entre todos los editados en Cataluña. A finales de 1936 la tradicional caricatura de portada en L’Esquella de la Torratxa se sustituye por la ilustración propagandística directamente inspirada por el cartel que apoya el eslogan con la fuerza de la imagen. Martí Bas, Escobar o Goñi firman estas remarcables ilustraciones cuyo mensaje fundamental es la unidad y el esfuerzo común. Josep Altamira «Oxymel», firma también dibujos a doble página en los que utiliza la iconografía del monstruo o de la plaga de insectos para caricaturizar al fascismo. En uno de estos dibujos el fascismo se encarna en un repugnante monstruo de tres cabezas (un burgués, un militar y un cura) asediado por un nutrido grupo de milicianos21 .

13En el mes de enero de 1937 empieza a aparecer Nova Iberia, revista mensual editada por el Comissariat de Propaganda de la Generalitat de Catalunya que proclama ya desde el primer número su voluntad de estructurar una nueva propaganda, un nuevo «sentit evolucionista del criteri publicitari» bajo postulados científicos considerando este medio de difusión como una «…tècnica que té les seves arrels en el coneixement psicosomàtic de l’individu i de les col.lectivitats…». Esta publicación de gran calidad técnica aborda fenómenos de psicología colectiva e informa sobre la creación de un curso de técnica publicitaria organizado por el Sindicat d’Agents Tècnics de Publicitat de l’UGT en el que se conjugan las artes gráficas y la teoría y técnica de la publicidad social. Según Edmon Vallès, las publicaciones del Comissariat de Propaganda de la Generalitat de Catalunya constituyen la mejor colección de documentos gráficos sobre el período de la guerra civil con especial mención también a las páginas en heliograbado del diario La Vanguardia.

Nel.lo L’Esquella de la Torratxa, n°2989 (13-11-1936)

Nel.lo L’Esquella de la Torratxa, n°2989 (13-11-1936)

Anónimo L’Esquella de la Torratxa, n°2990 (20-11-1936)

Anónimo L’Esquella de la Torratxa, n°2990 (20-11-1936)

14A partir de 1938 asistimos a un cambio del discurso contenido en los titulares de prensa. La idea de victoria deja paso a la idea de resistencia con lo que el concepto de defensa sustituye al empuje y al entusiasmo de la beligerancia. Como consecuencia de la derrota republicana en la línea del Ebro, las tropas franquistas rompen el frente del Segre, cae Lleida y empieza la ocupación de la Cataluña Occidental. Los bombardeos se agudizan tanto sobre Barcelona como sobre Reus, Tarragona, Figueres o Granollers. A finales de año La Rambla se dirige a sus lectores en términos como : «Hem de resistir al preu que sigui», «Fortifiquem!», «Resistència i Victòria», «Ferms en la nostra resistència!», «Resistencia activa» . Por su parte L’Esquella de la Torratxa se dedica a ridiculizar sistemáticamente al enemigo sin entrar en valoraciones directas sobre la evolución de la guerra. Por ejemplo no encontramos en este semanario ninguna alusión ni a los bombardeos que sufrió Barcelona en el mes de marzo ni a la ofensiva franquista sobre Cataluña desencadenada en diciembre de 1938. Alloza, Feliu Elias o Bofarull, ajenos a la crónica militar, concentran su ironía sobre la situación internacional, los símbolos del bando enemigo o sobre los especuladores que se enriquecen aprovechándose de la coyuntura. Solo un dibujo de «Apa» publicado en el último número de enero de 1939 deja entrever, al menos así nos lo parece, la idea de retirada, de derrota. En este dibujo, dos personajes contemplan un imponente carro de combate y uno de ellos le pide al otro que le dé su opinión sobre el artefacto con el que se va a atacar a Franco a lo que su interlocutor responde que le falta la marcha atrás. Los titulares de La Rambla que incitaban al coraje contra el enemigo se transforman en razones para sobrevivir utilizando ya los resortes de una última resistencia desesperada en la que el enemigo se convierte en invasor : «Catalunya està en perill», «Preparats per a resisitir l’invasor», «No ens perdonen que siguem catalans» o «Així voldrien els invasors veure Catalunya» ilustrado este último titular con una fotografía de una tierra yerma y devastada. El 26 de enero de 1939 las tropas del general Yagüe entran en Barcelona. Dos días después un comunicado oficial publicado en el diario La Vanguardia afirmaba : «…ya ha llegado el día en que España, la nueva, la eterna España, había de encontrarse de nuevo reina y señora de Cataluña, por los siglos de los siglos…» . En el mes de abril, una vez proclamado el final de la guerra, este mismo diario dejaba constancia de los tiempos que se avecinaban : «…el enaltecimiento de la lengua común a todos los españoles (…) borrará la tarea demoledora del supuesto hecho diferencial hijo espúreo de torcida malicia…».

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)

René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)
  • 22 CAPDEVILA, Jaume, L'humor gràfic de Tísner. Una aproximació a les caricatures d'Avel.lí Artís Gener(...)

15En octubre de 1937 L’Esquella de la Torratxa publicó un emotivo dibujo de Jacint Bofarull que, bajo el título L’Esquella, indústria de guerra representaba a los ninotaires de la redacción de dicha revista dirigiéndose hacia el frente seguidos cada uno de ellos por un séquito formado por sus personajes, sus ninots. Bofarull, Tísner, Bartolí, Alloza, Altimira son sólo algunos de los nombres de una larga lista de ninotaires que combatieron con talento e ingenio a los que consideraban como enemigos de la República y de Cataluña. Su principal arma fue la extraordinaria calidad de su obra gráfica que perpetuaba el alto nivel alcanzado por tres generaciones de ilustradores catalanes. Desde su exilio siguieron denunciando la dramática situación del país mediante sus colaboraciones en revistas extranjeras e incluso lanzándose en proyectos editoriales como el de La Nostra Revista creada en Méjico en 1946 de la que nos habla Jaume Capdevila en su excelente libro dedicado a Avel.lí Artís «Tísner»22 . El destino de todos ellos fue marcado por ese exilio forzoso, la clandestinidad y en muchos casos el olvido, nos queda sin embargo un legado artístico tan abundante como poco conocido en el que la historia de los acontecimientos y la historia del arte se enriquecen y complementan.

Haut de page

Notes

1 Almanach de L'Esquella de la Torratxa, enero de 1932

2 Dibujo de Lluís Elias «Anem». La Campana de Gràcia, n° 3226 (16-05-1931).

3 Circular del 28-01-1933 publicada en El Noticiero Universal y reproducida parcialmente en La Rambla, n° 161 (6-02-1933).

4 La Campana de Gràcia, n° 3270 (26-03-1932).

5 SANTOLÀRIA, Francesc, El Banquet de la Victòria i els fets de Cu-Cut! : Cent anys de l'esclat catalanista de 1905, Barcelona, Editorial Meteora, 2005. Col. Cronos (n° 4), 234pp.

6 El Be Negre, n° 61 (16-08-1932).

7 La Campana de Gràcia, n° 3312 (14-01-1933).

8 ORELLANA TORRES, Jaume, « Hitler », in La Campana de Gràcia, n° 3326 (22-04-1933).

9 La Campana de Gràcia, n° 3180 (7-06-1930).

10 Josep Costa, « Picarol », firmó una serie de caricaturas que ridiculizaban al ejército alemán publicadas en La Campana de Gràcia entre enero y mayo de 1915 bajo el título "Antologia bàrbara dels temps moderns". Feliu Elias fue el autor del compendio de caricaturas Kamaraden, Barcelona, E. Detouche Editores, 1917.

11 La Campana de Gràcia, n° 3276 (7-05-1932).

12 L'Esquella de la Torratxa, n° 2977 (21-08-1936).

13 Mirador, n° 387 (13-08-1936).

14 ARTIGAS, Jordi, Caricatures de Franco, Barcelona, Edicions La Campana, 1995, p 12.

15 La Rambla, n° 480 (22-07-1936).

16 TILLIER, Bertrand. En la introducción de: A la Charge! La caricature en France. 1789-2000, Paris, Editions de L'Amateur, 2005.

17 L'Esquella de la Torratxa, n° 3000 (19-02-1937).

18 L'Esquella de la Torratxa, n° 2995 (25-12-1936).

19 ARTIGAS, Jordi, Caricatures de Franco, Barcelona, Edicions La Campana, 1995, p. 16.

20 L'Esquella de la Torratxa, n° 3095 (30-12-1938).

21 L'Esquella de la Torratxa, n° 2981 (18-09-1936).

22 CAPDEVILA, Jaume, L'humor gràfic de Tísner. Una aproximació a les caricatures d'Avel.lí Artís Gener, Lleida, Pagès Editor, 2008, 159pp.

Haut de page

Table des illustrations

Titre René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3251 (14-11-1933)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 64k
Titre Bosch L’Esquella de la Torratxa, n°2834 (17-10-1933)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Titre Niu La Campana de Gràcia, n°3335 (23-06-1933)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 40k
Titre Lluís Elias, Anem La Campana de Gràcia, n°3226 (16-05-1931)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Titre Avel.lí Artís, Tísner L’Esquella de la Torratxa, n°2977 (21-08-1936)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 60k
Titre Joan Junceda. Caricatura conocida como «El Banquet de la Victòria». Cu-Cut!, n°204 (23-11-1905)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 52k
Titre Francesc Fontanals,Soka El Be Negre, n°168 (29-08-1934)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 84k
Titre Feliu Elias, Apa. Alegoría del Tercer Reich Mirador, n°220 (20-04-1933)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 36k
Titre Josep Alloza L’Esquella de la Torratxa, n°3000 (19-02-1937)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 60k
Titre Josep Altamira, Oxymel L’Esquella de la Torratxa, n°2986 (23-10-1936)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 44k
Titre Nel.lo L’Esquella de la Torratxa, n°2989 (13-11-1936)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 100k
Titre Anónimo L’Esquella de la Torratxa, n°2990 (20-11-1936)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 72k
Titre René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 72k
Titre René Rostagny, Gaston-Ry La Campana de Gràcia, n°3276 (07-05-1932)
URL http://argonauta.revues.org/docannexe/image/382/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 67k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Josep Pinyol Vidal, « De la amenaza a la resistencia. Una evolución en las imágenes de la prensa barcelonesa », El Argonauta español [En ligne], 7 | 2010, mis en ligne le 15 janvier 2010, consulté le 23 novembre 2017. URL : http://argonauta.revues.org/382 ; DOI : 10.4000/argonauta.382

Haut de page

Auteur

Josep Pinyol Vidal

École Centrale de Nantes, membre de l’E.R.I.L.A.R (Université Rennes 2)

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
El Argonauta español est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International

Haut de page
  • Logo TELEMME - Temps, Espaces, Langages, Europe Méridionale - Méditerranée
  • Logo Université d’Aix-Marseille
  • Logo Centre national de la recherche scientifique
  • Revues.org